24 de febrero de 2016

Evo Morales, diez años gestionando causas sociales en Bolivia

Evo Morales, diez años gestionando causas sociales en Bolivia
DAVID MERCADO

MADRID, 24 Feb. (Notimérica) -

Este miércoles se han conocido los resultados del referéndum celebrado en Bolivia el domingo 21 de febrero para decidir si el actual mandatario, Evo Morales, podría ser reelegido para optar a la presidencia del Gobierno en las elecciones de 2019.

En esta ocasión, el 'no' se ha impuesto con el 51 por ciento de los votos frente al 48 por ciento del 'sí', y por primera vez en su carrera política Morales, que en esta década ha sumado tres victorias consecutivas, ha perdido una votación popular.

Morales ocupa el cargo de Presidente del Gobierno de Bolivia desde 2006, tras unas elecciones que le otorgaron un apoyo por mayoría absoluta con un 53,7 por ciento de los votos. Este hecho supuso la primera vez que un miembro de la comunidad indígena aymara ascendía a la presidencia del país.

Durante su primer mandato, Morales redujo su sueldo en un 57 por ciento, así como el de los funcionarios de gobierno y los administradores públicos, según informa la agencia de noticias 'Andes'.

También inició una campaña de alfabetización junto con los gobiernos de Cuba y Venezuela para erradicar el analfabetismo, logrando que más de un millón de personas aprendieran a leer y a escribir. Asimismo, se concentró en alfabetizar en lenguas aymara, quechua y guaraní a las zonas urbanas y rurales de Bolivia.

Morales, que siempre ha recibido el apoyo de los sindicatos obreros y campesinos, emitió, en su primer año al frente de Bolivia, siete decretos para permitir la entrega de títulos de propiedad de tierras a campesinos pobres, especialmente a la población indígena.

Según datos del Fondo Monetario Internacional, durante su primera gestión, el Producto Interno Bruto de Bolivia aumentó un promedio del 5,2 por ciento. En el tercer trimestre de 2008, el país alcanzó su mayor crecimiento económico con un tope del 7,1 por ciento, colocándose en la lista de los países con ingresos medios.

El segundo mandato de Morales comenzó gracias a una nueva Constitución aprobada en 2009 que le permitió postularse para ser reelegido presidente en las elecciones de ese mismo año. Con el 64,2 por ciento del apoyo popular el dirigente boliviano se colocó de nuevo en el gobierno del país.

El gobierno de Morales, que tiene una especial cercanía a las causas sociales y medio ambientales, consiguió que Bolivia fuera el primer país en reconocer los derechos de la naturaleza, respetando las culturas ancestrales de los pueblos originarios.

Además, realizó avances en ciencia y tecnología con la creación del satélite Túpac Katari (TKSAT-1), que trasmitía información, reducía las tarifas de la empresa de comunicaciones Entel, introdujo la televisión por cable a un precio un 80 por ciento más barato y permitía el acceso a Internet en las zonas alejadas del país.

En 2014, Morales logró de nuevo la victoria en las elecciones presidenciales, donde a pesar de bajar en apoyos, la popularidad de Morales seguía siendo evidente, ya que consiguió el 61,36 por ciento.

Otro de los logros conseguidos en estos diez años han sido las políticas sociales. Por ejemplo, el bono Juana Azurduy, un incentivo económico que reciben las madres bolivianas para reducir la mortalidad materno infantil y la desnutrición crónica en niños y niñas menores de dos años en todo el país. Además, a mediados de 2014, el mandatario organizó una cumbre de países del G77+China contra la pobreza.

Después de los resultados del referéndum que le impedirán presentarse a las elecciones presidenciales de 2019, el gobierno de Morales finalizará en 2020, y hasta ese momento tendrá que centrarse en la elección de su sucesor para el próximo reto electoral.