31 de agosto de 2015

El ex ministro José Dirceu calla en la comisión del caso Petrobras

RÍO DE JANEIRO, 31 Ago. (Notimérica) -

El ex ministro del Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva José Dirceu (Partido de los Trabajadores, PT) ha permanecido en silencio durante su comparecencia este lunes en la comisión parlamentaria sobre la trama de corrupción de Petrobras, en la que él habría participado de forma similar a como lo hizo en el escándalo del 'Mensalão'.

Detenido en Curitiba desde el 3 de agosto, Dirceu se ha limitado a decir que siguiendo los consejos de su abogado permanecería en silencio, e incluso ha rechazado el ofrecimiento del presidente de la comisión, Hugo Motta (Partido del Movimiento Democrático Brasileño, PMDB), de celebrar el encuentro a puerta cerrada para que se sintiera más cómodo.

Los parlamentarios han realizado sus preguntas intentando que hablase, pero Dirceu ha callado en todo momento, también cuando el diputado de la oposición Bruno Covas (Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB) le ha preguntado por el origen de los 34 millones de reales (9,3 millones de dólares) que facturó su consultoría, JD.

Dirceu fue uno de los hombres más poderosos dentro del Gobierno de Lula y una figura muy respetada dentro del PT; en encuentros del partido solía ser aclamado a gritos de 'Dirceu, guerrero del pueblo brasileño', pero este lunes el diputado del PMDB Delegado Waldir ha ironizado con ese cántico al preguntarle si se sentía "ladrón del dinero del pueblo brasileño".

Dirceu está acusado de recibir sobornos de contratistas de la estatal Petrobras mientras ejercía de ministro de la Casa Civil con el Gobierno de Lula, y presuntamente continuó recibiendo pagos incluso cuando dejó el cargo por el escándalo del compro de votos del 'mensalão'. De hecho, cuando fue detenido en su casa de Brasilia hace unas semanas estaba en arresto domiciliario cumpliendo la pena de ese otro caso de corrupción.

El arresto de Dirceu es una consecuencia directa de varias declaraciones de los delatores de la Operación Lava Jato, sobre todo del cambista Julio Camargho, que confesó que le pagó cuatro millones de reales en efectivo (más de un millón de dólares) a petición del ex director de Servicios de Petrobras Renato Duque.