18 de febrero de 2019

Las 5 exigencias de la CIDH para reanudar el diálogo en Nicaragua

Las 5 exigencias de la CIDH para reanudar el diálogo en Nicaragua
REUTERS / OSWALDO RIVAS - ARCHIVO

   MANAGUA, 18 Feb. (Notimérica) -

   La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), junto con su Mecanismo Especial de Seguimiento en Nicaragua (Meseni), ha presentado cinco exigencias sin las cuales no retomará el diálogo con el Gobierno nicaragüense.

   "La CIDH y su Meseni toma nota y valora los esfuerzos para reanudar el Diálogo Nacional en Nicaragua. Consideramos fundamentales 5 principios registrados a seguir", asegura la Comisión en un comunicado hecho público a través de su cuenta de Twitter.

   Así, para reabrir la mesa de diálogo y favorecer el mismo entre el Gobierno de Daniel Ortega y la sociedad civil, la CIDH ha hecho cinco peticiones, pese a valorar los pasos que está dando el presidente, que por ejemplo este mismo fin de semana se reunió con líderes del sector empresarial con el objetivo de encontrar una solución a la grave crisis política, social y económica que atraviesa el país desde que el pasado mes de abril se iniciasen una serie de protestas contra el Ejecutivo que terminaron con centenares de muertos y miles de heridos.

   1. Representatividad. La CIDH exige que se incluya en el diálogo a los familiares de las víctimas fallecidas, detenidas o exiliadas, a los estudiantes, a los movimientos sociales y campesinos así como a los representantes de los nuevos colectivos y movimientos surgidos durante esta crisis, según recoge el comunicado.

   2. Paridad. La Comisión exige que la Mesa de Diálogo tenga un equilibrio de representación eclesiástica, empresarial y social en relación a las instituciones del Estado.

   3. Libertad. La CIDH asegura que el diálogo de buena fe exige liberar a todos los presos políticos, devolver bienes confiscados a medios de comunicación, restituir personería jurídica a organizaciones y dejar sin efecto los decretos de la Policía Nacional que prohíben manifestaciones.

   4. Espontaneidad. Este punto consiste en "permitir en la práctica las manifestaciones públicas, cesando la ocupación policial desproporcionada de los espacios públicos y así desactivar el ambiente de represión e intimidación".

   5. Credibilidad. Por último, la CIDH insta a todas las partes a asumir un "compromiso público previo" de que los acuerdos asumidos en el diálogo serán efectivamente cumplidos, con presencia de observadores internacionales.

   Si se cumplen todas estas premisas, la CIDH se ha mostrado dispuesta a volver a enviar el Meseni a Nicaragua para "contribuir al respeto de los derechos humanos y la justicia", según señala 'Sputnik'.

   Nicaragua vive desde hace cerca de un año una profunda crisis política y social derivada de los planes de reforma al sistema de pensiones que planteó Daniel Ortega. Las primeras protestas desatadas terminaron con dos manifestantes muertos y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) cifra en casi más de 450 las víctimas mortales derivadas de todas las manifestaciones posteriores a esa inicial. Además, eleva a casi 4.000 las personas que resultaron heridas y a cerca de 1.500 las secuestradas.

   Para la ANPDH, en su informe del mes de septiembre, de los 455 homicidios contabilizados hasta el momento, 152 murieron en "ejecuciones aleatorias", 116 en "ejecuciones planificadas", 86 en enfrentamientos "desproporcionados" entre fuerzas del Gobierno y civiles, 57 en ejecuciones selectivas, 36 "aparentan ser planificados y ejecutados por paramilitares encapuchados y armados", y 8 no fueron precisados, según informa 'Infobae'.

   Por su parte, el presidente, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, culpa a sectores opositores de promover la violencia con el objetivo de dar "un golpe de Estado blando".

Para leer más