21 de octubre de 2015

Exprocuradora Perú: "Cualquier cosa que me ocurra será responsabilidad del Gobierno"

LIMA, 21 Oct. (Notimérica) -

La ex procuradora contra el lavado de activos Julia Príncipe, cesada el martes por el Gobierno de Perú, ha denunciado que el presidente Ollanta Humala la ha apartado del cargo "sin motivo alguno" y ha señalado que habría que preguntarle "por qué me ha retirado su confianza".

En conferencia de prensa tras su cese, y rodeada de todo su equipo, Príncipe, quien investigaba el caso de las agendas de presunto lavado de activos de Nadine Heredia, la esposa del presidente peruano, rechazó que haya sido cesada por ninguna resolución disciplinaria sino que lo que ha hecho Humala es "cesarme en el cargo sin motivo alguno".

"Habría que preguntarle (al presidente) por qué me ha retirado su confianza", dijo la ex procuradora contra el lavado de activos, quien señaló que está evaluando "qué acciones tomar".

La procuradora no ha querido "opinar sobre aspectos políticos" y ha indicado que sólo se quería limitar a dar cuenta a la ciudadanía del trabajo efectuado en la Procuraduría. Sin embargo, ha destacado que en los siete años que lleva ejerciendo como procuradora de lavado de activos ha declarado en múltiples oportunidades en los casos 'Orellana, Burgos o de empresas exportadoras de oro" y que "nunca se le han pedido explicaciones al respecto.

En todo caso, espera quesu equipo se mantenga porque "son profesionales de primera que me han acompañado en las buenas y en las malas", subrayó, y añadió que también espera que a la procuradora adjunta, Janet Briones, "le brinden todas las garantías y las facilidades del caso".

Briones, quien temporalmente quedará al frente de la Procuraduría, y que compareció con Príncipe en la conferencia de prensa, iba a recibir el martes, de manos de ésta, toda la documentación relativa a la investigación sobre Nadine Heredia y otros presuntos implicados en el lavado de activos, que consta de más de 2.000 expedientes.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

"NUNCA CONVERSÉ CON EL EX MINISTRO".

Por otro lado, Príncipe aseguró que nunca conversó con el ya exministro de Justicia y Derechos Humanos, Gustavo Adrianzén, quien este mismo martes anunció su dimisión.

"Nunca he conversado con el ex ministro" afirmó la ex procuradora, quien dijo que Adrianzén la convocó a una reunión el pasado 9 de junio y cuando se disponía a acudir a la cita, la secretaria del ex ministro la llamó para decirle que la reunión se había cancelado.

Cuando preguntó por qué le dijeron que "lo acababan de llamar a Palacio de Gobierno". Eso ocurrió después de unas declaraciones que hizo en dos medios de comunicación refiriéndose a Nadine Heredia. "Desde ese momento no hubo más comunicación con mi persona", aseveró.

Respecto a si considera que su separación del cargo se debe a que declaró sobre el caso de Nadine Heredia, contestó: "Parece que mi desempeño profesional ha incomodado de cierta manera (...) Hay ciertamente coincidencias".

SOBRE SU EX ESPOSO

Uno de los argumentos que ha dado Adrianzén para apartarla de su cargo ha sido que su ex esposoestaba implicado en cuatro procesos de lavado de activos, sin embargo, la ex procuradora ha mostrado los papeles ante la prensa en los que figura que está divorciada de su marido desde hace 14 años.

Según la ex procuradora, cuando se enteró de la acusación de su ex marido en 2011 pidió entonces al Ministerio de Justicia que se la sustituyera en el caso de su ex pareja porque que su intervencion "podría levantar suspicacias y algunas personas podrian utilizarla para desacreditar sus funciones".

La situación se volvió a repetir recientemente y, según ha explicado la ex procuradora, le volvió a solicitar al Ministerio de Justicia, en una petición que esta vez recibió el propio Adrianzén, que se le evitara intervenir en el caso de su ex pareja por las mismas razones.

ADVIERTE SOBRE SU SEGURIDAD

Príncipe también denunció en su comparecencia ante los medios informativos que implementar la Procuraduría "no ha sido obra ni de la Justicia ni de Interior", y añadió que si en algún momento les han brindado apoyo "ha sido porque he estirado la mano como una mendiga".

Sobre si a partir de ahora mantendrán su seguridad (cuatro personas de vigilancia) la exprocuradora dijo que "está en manos del Gobierno" y advirtió de que "cualquier hecho que ocurra contra mi integridad o la de mi familia, será responsabilidad exclusiva del Gobierno", del que dijo que ha perdido legitimidad.

"La decisión del presidente me hace más fuerte para luchar contra la corrupción, incluso sin tener un cargo de funcionaria pública", dijo Príncipe, quien fue aplaudida por su equipo, que la acompañó en la conferencia.

Para leer más