15 de febrero de 2012

El exrepresor argentino Videla reivindica su papel durante la dictadura militar

El exrepresor argentino Videla reivindica su papel durante la dictadura militar
STR NEW / REUTERS

   MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El exdictador Jorge Rafael Videla, que gobernó Argentina al frente de una junta militar entre 1976 a 1978, ha reivindicado el golpe de Estado que le llevó al poder, con el argumento de que había "consenso" para que los uniformados gobernaran ante el caos que vivía el país, ha defendido los logros de la dictadura que lidero durante dos años y ha denunciado que ahora existe una "clara manipulación" de la cifra de "desaparecidos" que dejó esta etapa de la historia reciente del país sudamericano (1976-1983).

   En una entrevista concedida a la revista 'Cambio 16' y recogida por Europa Press, el exgeneral ha subrayado que aquel 24 de marzo de 1976 había en Argentina "un sentir general" a "favor del cambio" y de la "intervención" de los militares para hacerse cargo del país y las Fuerzas Armadas experimentaban "una unidad total" para afrontar su labor de "lucha contra la subversión".

   Videla ha incidido en que la dictadura castrense, que él lideró en sus primeros dos años y que se prolongó hasta 1983, consiguió los objetivos por los que se había instituido: "poner orden frente a la anarquía y el caos" y poner fin a "la amenaza terrorista". "Éramos uno de los países más seguros del mundo, caminábamos en la mejor de las direcciones", ha afirmado el exoficial, a modo de resumen sobre el estado en que dejó el país la junta militar.

   El expresidente ha destacado el papel que desempeñaron tanto la Iglesia como la clase empresarial argentina durante los años de la dictadura. "Mi relación con la Iglesia fue excelente, mantuvimos una relación muy cordial sincera y abierta. No olvide que incluso teníamos a los capellanes castrenses asistiéndonos y nunca se rompió esa relación de colaboración y amistad", ha asegurado el exmilitar, que ha recordado que "los empresarios también colaboraron y cooperaron" con los militares.

   Al ser preguntado sobre la cifra aproximada de víctimas que provocó la dictadura, el exgeneral no ha dudado en denunciar que existe una "clara manipulación" sobre el número de "desaparecidos" con "un sentido político" o "con el interés de conseguir fraudulentamente una indemnización del Estado argentino". En este sentido, ha criticado duramente a los Gobiernos liderados primero por el fallecido Néstor Kirchner y, posteriormente, por su mujer, Cristina Fernández de Kirchner, a quienes ha acusado de reconocer únicamente "a las víctimas de una de las partes".

   Condenado a cadena perpetua por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante sus dos años al frente de Argentina, Videla ha asegurado en la entrevista que él forma parte de ese grupo de "presos políticos" argentinos que están "pagando" el "servicio a la patria" que en su día realizaron.

   El ex dictador es considerado el principal ideólogo del llamado Proceso de Reorganización Nacional, que comenzó con el golpe de Estado de marzo de 1976, tras el que miles de opositores al régimen fueron perseguidos, encerrados en centros clandestinos y sometidos a cruentas torturas hasta morir.