24 de julio de 2015

La extradición de Pizzolato se retrasa de nuevo

MADRI, 24 Jul. (Notimérica) -

La justicia italiana "suspendió" nuevamente la extradición del ex director de Marketing del Banco de Brasil Henrique Pizzolato. De acuerdo a la información de los senadores italianos Maria Cecília Guerra y Luigi Manconi la extradición se llevaría a cabo en el mes de diciembre.

La decisión de posponer la entrega de Pizzolato a la justicia brasileña se debe al hecho de que el ex director debe asistir a la corte italiana el 14 de diciembre para responder por un caso de falsa identificación, ya que habría utilizado un pasaporte falso, con la identidad de su hermano, para entrar y vivir en Italia.

"Ahora, Pizzolato está imputado y debe responder en un proceso en un tribunal italiano, lo que tendrá como consecuencia la suspensión del proceso de extradición para que pueda ejercer su pleno derecho en el ejercicio de la defensa", según han declarado líderes del movimiento político que trata de mantener a Pizzolato en Italia según publica la Agencia de Brasil.

Anteriormente el proceso de extradición fue suspendido hasta el 22 de septiembre, para que el Consejo de Estado -última instancia de Justicia administrativa italiana- pudiera recibir del Ministerio de Justicia del país europeo informaciones que ayudarían en la petición de la defensa del brasileño para cumplir la pena en ese país.

Después de la suspensión, el ministerio italiano solicitó a las autoridades brasileñas una lista de garantías suplementarias con "todos los detalles acerca de la prisión a la que se transfiere". Además, el gobierno brasileño deberá proporcionar, obligatoriamente, cualquier información sobre los problemas que surjan con la detención de Pizzolato en Brasil.

Pizzolato, era uno de los cabezas de la trama de sobornos y lavado de dinero que afectó a la financiación del Partido de Trabajadores (PT) durante la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva. Entre 2003 y 2004 autorizó el desvío de 73,8 millones de reales (24,7 millones de dólares) a varios políticos mediante una transferencia a la agencia de propaganda del empresario Marcos Valério, mientras él se quedó con 336.000 reales (112.000 dólares).

En octubre de 2014, el Tribunal de Bolonia negó la extradición del brasileño y fue puesto en libertad, hasta que en febrero de 2015 la Corte de Casación atendió el pedido de Brasil y autorizó su extradición, una decisión ratificada por el Ministerio de Justicia y por el Tribunal Administrativo Regional de Lazio, primera instancia de la Justicia Administrativa.

El Ministerio de Justicia de Brasil y la Procuraduría General de la República informaron que no había recibido ninguna notificación de la justicia italiana.

'CASO MENSALÃO'.

La extradición de Pizzolato permitirá que cumpla los 12 años y siete meses en prisión -en régimen cerrado, en una prisión de seguridad media o máxima- por su implicación en el caso 'Mensalão', dado que el ex director de marketing era el único de los 25 condenados por el caso que estaba prófugo desde que el Tribunal Supremo Federal de Brasil ordenase el pasado 13 de noviembre de 2013 su entrada en prisión.

La acción penal 470, el proceso del caso 'Mensalão' (uno de los casos de corrupción de mayor repercusión del país, antes del caso Petrobras), tenía como objetivo comprar votos por parte del PT a los congresistas afines para garantizar su apoyo al gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva en la sede lesgislativa.

También conocido como 'el juicio del siglo', este caso consiguió sentar en el banco de los acusados a 38 personas, entre ex ministros, ex parlamentarios, banqueros y empresarios, por corrupción, lavado de dinero, evasión de divisas y organización criminal.

Lula, que nunca llegó a ser procesado, negó en todo momento tener conocimiento de la existencia de esta red de compra de votos, pero se disculpó y fue reelegido en las elecciones presidenciales de 2006.

Para leer más