17 de mayo de 2015

Las FARC entrenan al cártel mexicano Jalisco Nueva Generación

Las FARC entrenan al cártel mexicano Jalisco Nueva Generación
STRINGER MEXICO / REUTERS

MÉXICO DF, 17 May. (Notimérica) -

   La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha entrenado a los grupos de narcotráfico del estado de Jalisco --Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)y Los Cuinis, ambos caracterizados por la capacidad económica para la adquisición de armamento de punta--, lo que ha significado un conocimiento "ad hoc" para los delincuentes mexicanos que derribaron un helicóptero de la Marina el pasado viernes 1 de mayo, según han revelado las fuentes de inteligencia estadounidenses consultadas por la revista 'Proceso'.

   El helicóptero del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales abatido en Jalisco a comienzos de este mes, según las agencias federales estadounidenses, no fue un golpe de suerte de los sicarios ni puede atribuirse a una supuesta impreparación de los militares mexicanos. "El ataque fue perfectamente coordinado y ejecutado por el Cártel de Jalisco Nueva Generación, gracias al adiestramiento proporcionado por las FARC", cita textualmente 'Proceso'.

   Los estadounidenses han subrayado que CJNG y Los Cuinis tienen varios sicarios formados en las FARC para enfrentar la lucha contra las fuerzas del Estado. Concretamente, han asegurado: "Los informes que obtuvimos en Colombia señalan que jefes del grupo (sicarios) y varios jefes de alto escalafón del mando de Jalisco Nueva Generación y de Los Cuinis fueron adiestrados por las FARC en tácticas de asalto a militares".

   Las fuentes, que no mencionan su identidad ni la dependencia federal a la que pertenecen, explican que "éste es un tema delicado de seguridad nacional y, por ello, cuando los sistemas de inteligencia estadounidense registraron esta actividad, inmediatamente se lo comunicaron al Gobierno de México".

   Tampoco desvelan cuántos sicarios del CGNJ y de Los Cuinis han sido adiestrados por las FARC en tácticas paramilitares, simplemente se ciñen a decir que "no son muchos".

   La tesis que barajan las agencias de inteligencia de EEUU dedicadas a combatir a las mafias transnacionales indican que en la relación entre narcotraficantes e indulgentes, los sicarios de los cárteles habrían utilizado sus viajes a Colombia para "fijar" la compra de cocaína que les proveen las FARC y pasar varias semanas en sus campamentos para recibir el correspondiente adiestramiento que les permitiera repeler los ataques de los militares.

   Los funcionarios estadounidenses entrevistados por 'Proceso' coinciden en que "sí es preocupante el tipo de relación que se establece entre los cárteles mexicanos y las FARC", aunque agregan que no se debe "sobredimensionar el asunto del adiestramiento".

   En tanto a las tácticas insurgentes de las FARC, los expertos matizan que no "son un grupo verdaderamente exitoso y están diezmados desde hace varios años". Con este argumento, la inteligencia considera que los narcos entrenados no pueden ser calificados de altamente peligrosos en técnicas de enfrentamiento contra el Ejército o la Marina de México.

   Así, niegan afirmar tajantemente que el helicóptero derribado el pasado viernes sea el resultado del adiestramiento de las FARC a Jalisco Nueva Generación y Los Cuinis.

   Lo que sí confirman es que los cárteles "tiene dinero suficiente para comprar y saber utilizar cualquier tipo de armamento, ya sea procedente de Estados Unidos, Europa o Asia". A su juicio, "seguramente" estos narcotraficantes introdujeron las armas al país vía Centroamérica y gracias a sus relaciones con otros grupos de la delincuencia y guerrilleros de Colombia.

   Otro de los funcionarios añade que lo que sucedido aquel 1 de mayo obligará al Ejército de México y a la Marina a modificar sus tácticas de enfrentamiento contra la delincuencia organizada, "a combatirlos con armas más sofisticadas y efectivas".

   El Gobierno de Enrique Peña Nieto gastó en 2014 más de 1.300 millones de dólares en comprar un equipo militar al Pentágono y la mayoría de los integrantes de los cuerpos de élite del Ejército y la Marina que combaten el narcotráfico, también han sido entrenados por esta institución en los fuertes de Estados Unidos.

EL NARCOTRÁFICO DESTRUYE UN HELICÓPTERO DEL EJÉRCITO

   El viernes 1 de mayo, el Cártel de Jalisco Nueva Generación derribó el helicóptero Cougar matrícula 1009 que causó 18 bajas. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desplazó entonces al estado jalisciense varios helicópteros UH-60M Black Hawk, con motores 40T700-GE-701D, y armas automáticas de alto poder, de la clase 36 M134, calibre 7.62 milímetros, que formaban parte de ese paquete recientemente adquirido al Pentágono.

   Las agencias de inteligencia de Estados Unidos han asegurado que la Sedena también utilizó aquel día varias decenas de vehículos terrestre de movilidad de propósitos múltiples de la clase M1152, comprados al Pentágono, para la persecución y destrucción del CJNG y Los Cuinis.

  "Los militares mexicanos tienen que estar muy bien preparados y armados para enfrentar al CJNG, porque estos criminales ya demostraron que pueden hacer un daño importante con sus estrategias de combate", ha advertido uno de los funcionarios entrevistados.

   En noviembre de 2013, el Centro de Operaciones contra el Narcoterrorismo (CNOC) de la División de Operaciones Especiales del Departamento Antidrogas de Estados Unidos entregó al Congreso un informe confidencial en el cual detallaba los lazos entre las FARC y el Cártel de Sinaloa. La relación entre la guerrilla colombiana y los grupos de narcotráfico mexicanos no sorprende a Estados Unidos.