28 de febrero de 2012

Las FARC podrían comenzar a liberar a todos los uniformados en un mes

Piden a la guerrilla que informe sobre el paradero de más de 200 militares desaparecidos

   BOGOTÁ, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La exsenadora colombiana Piedad Córdoba ha anunciado que en aproximadamente un mes podría comenzar la liberación de los diez uniformados que están en poder de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde hace más de una década y ha revelado que el proceso se realizará en varias etapas.

   "No somos capaces de decir si es una liberación, si son dos o si son tres, lo más seguro es que son varias, porque son diez los secuestrados", ha confirmado Córdoba en declaraciones a la prensa después de una reunión con representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

   Las FARC confirmaron el pasado fin de semana su disposición a liberar a los diez policías y militares que tienen en su poder desde hace más de una década, así como su decisión de poner fin a los secuestros que durante muchos años han utilizado para presionar a los gobiernos colombianos y extorsionar a las familias.

   A finales de diciembre, anunciaron la entrega unilateral de seis uniformados, pero en enero Córdoba aludió a la posibilidad de que fuesen liberados todos los rehenes, información que finalmente fue confirmada hace unos días por los propios líderes rebeldes.

   Córdoba, quien ha servido de mediadora en varios procesos de liberación, se reunirá en los próximos días con el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, para ultimar los detalles del protocolo de seguridad que se pondrá en marcha en los operativos humanitarios, el cual podría estar listo la próxima semana.

   Como ha hecho anteriormente, Brasil colaborará con Colombia en este proceso de liberación aportando dos helicópteros. El CICR y la organización Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP) también participarán en los operativos, así como la agrupación Mujeres por el Mundo, en respuesta a la exigencia impuesta por las FARC.

   En este sentido, la portavoz de CCP, Marleny Orjuela, ha anunciado que enviarán en los próximos días una carta a las FARC para que informen sobre el paradero de unos 200 uniformados que desaparecieron y de quienes no ha suministrado pruebas de supervivencia.

   "Asumimos que en estos 14 años son 200 o 300 militares desaparecidos, de los cuales nadie nos da razón. Son muchas familias que tienen a sus familiares desaparecidos, por eso haremos el comunicado, para saber qué nos dicen al respecto", ha comentado.

   El Gobierno tiene información de diez policías y militares que están en poder de las FARC desde hace más de una década, a quienes pretendían intercambiar por guerrilleros presos en un eventual canje humanitario. Sin embargo, algunas organizaciones cifran en once el número de "secuestrados canjeables".

   Héctor Velásquez Carrillo, un cabo segundo del Ejército, es el rehén que no ha sido incluido en la lista oficial porque su familia lleva catorce años sin recibir pruebas de vida, desde que fue secuestrado, el 27 de julio de 1997 en San Antonio de Atenas, en el departamento de Caquetá (sur).