11 de junio de 2009

Fármaco para náuseas es seguro para el feto en embarazo: estudio

Por Gene Emery

BOSTON (Reuters/EP) - Un medicamento para evitar las náuseas que es ampliamente usado, pero cuya seguridad ha sido poco evaluada en las mujeres embarazadas, no daña al feto, reveló un estudio israelí sobre miles de usuarias.

Los investigadores no hallaron un aumento en las tasas de muerte o malformaciones entre los bebés de las mujeres que recibían metoclopramida durante el primer trimestre de gestación.

El fármaco es ampliamente utilizado en Israel y algunos países europeos. En Estados Unidos y Canadá sólo se administra para contrarrestar los casos más severos de vómitos matinales.

Hasta el 80 por ciento de las embarazadas tiene al menos un episodio de náuseas y vómitos durante los primeros tres meses de embarazo.

El equipo liderado por Ilan Matok, de la Universidad Ben-Gurion del Negev, comparó los resultados de 3.458 mujeres que tomaban metoclopramida con los de 78.245 que no lo hacían.

"Hasta ahora, la presunción de que el uso de metoclopramida en el embarazo no está asociado con malformaciones congénitas se basaba en estudios con muestras pequeñas, con un total de 800 embarazos", escribieron los expertos en New England Journal of Medicine.

El equipo reveló que el medicamento no generó cambios en el riesgo de dar a luz a un bebé con bajo peso o registro de Apgar, que es una medición ampliamente utilizada para evaluar la salud del niño inmediatamente después de nacer.

La medicación es comercializada por varias compañías, incluidas Salix Pharmaceuticals y Baxter International Inc.

Más de 2 millones de estadounidenses usan metoclopramida para tratar varios problemas de estómago, pero su empleo a largo plazo se ha relacionado con la disquinesia tardía, una condición que produce movimientos repetitivos de las extremidades y los ojos, entre otros problemas.