17 de mayo de 2011

La Federación mexicana impone multas por los incidentes en el Cruz Azul-Morelia

MEXICO DF, 17 May. (EP/Reuters) -

La Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) ha impuesto severas sanciones a varios jugadores e integrantes de los cuerpos técnicos de los clubes Cruz Azul y Monarcas Morelia por protagonizar una pelea durante el partido de vuelta de la semifinales del torneo Clausura que disputaron el domingo ambos equipos.

En los últimos minutos del partido, un aficionado saltó al césped para tratar de saludar a Gerardo Torrado, centrocampista y capitán de de Cruz Azul.

"Por la 'Máquina' fueron seis los sancionados. Christian Giménez y Jesús Corona con seis partidos por ordenar o agredir a un contrario o a un compañero en la cancha, accesos, pasillos o vestuarios", informó la Femexfut en un comunicado.

El caso de Corona destaca porque además de los partidos de suspensión en el torneo local, se quedó fuera de la selección mexicana que disputará la Copa Oro en junio y su lugar será ocupado por Jonathan Orozco, del club Monterrey.

Durante el altercado, Corona propinó un cabezazo en la cara del argentino Sergio Martín, preparador físico de Morelia, y, pese a la agresión, el portero no fue expulsado porque el árbitro no se percató de la acción, que fue captada por la cadena TV Azteca.

"El otro suspendido con seis duelos es Sergio Martín, dos por entrar al terreno de juego sin el permiso del árbitro y cuatro por ordenar o agredir a un contrario o a un compañero", agregó la Femexfut.

Los que vieron la tarjeta roja por Cruz Azul tras la gresca fueron el mediocampista argentino Giménez, quien golpeó al aficionado que se metió a la cancha; el delantero Isaac Romo, el director técnico Enrique Meza, el preparador físico Daniel Ipata y el doctor Alfonso Jiménez.

Meza, Romo e Ipata fueron castigados con tres partidos cada uno, mientras que Jiménez fue suspendido dos encuentros. Por Morelia, además de Martín, fueron expulsados el director técnico Tomás Boy y el delantero Miguel Sabah.

Boy fue castigado con cinco partidos, dos por ordenar, intentar agredir o provocar a jugadores e integrantes del cuerpo técnico de su equipo o del contrario, y tres por entrar al terreno de juego sin el permiso del árbitro.

Mientras que Sabah estará fuera tres partidos por conducta violenta. El Morelia avanzó a la final del Clausura, donde se enfrentará al Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en una serie a dos partidos. El primero se disputará el jueves y el segundo el domingo.