23 de abril de 2015

Fernández de Kirchner achaca las críticas a que no gobierna "Disneylandia"

Fernández de Kirchner achaca las críticas a que no gobierna "Disneylandia"
TÉLAM

MOSCÚ, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha achacado las críticas en su contra a que no gobierna "Disneylandia, donde no hay conflictos", sino un país con importantes desafíos económicos y sociales.

   "A ver, si uno llega a gobernar Disneyland, seguramente que lo quieren todos, porque no hay conflictos. Ahora, si te tocó gobernar un país como Argentina, seguramente vas a despertar algunas opiniones contrarias", ha dicho en una entrevista concedida a RT News durante su visita oficial a Rusia.

   Fernández de Kirchner ha dicho que se toma las críticas "con agua". "Con agua porque no tomo alcohol, un poco de sidra nada más en las fiestas. Me lo tomo como se lo tiene que tomar una militante política", ha revelado.

   La líder izquierdista se ha mostrado consciente de que "en política es imposible que digan 'qué buena que sos", pero al mismo tiempo ha destacado que "muchas veces solo se odia lo querido". "Es difícil despertar odio. Es más fácil despertar indiferencia", ha indicado.

   "Son los riesgos que uno asume cuando adopta determinadas posturas políticas, que hay que adoptar", ha dicho, poniendo como ejemplo decisiones en contra de "los grandes centros de poder financiero, como por ejemplo cuando Argentina decide reestructurar su deuda externa".

DESPUÉS DE LA PRESIDENCIA

   Por otro lado, se ha referido a lo que le espera una vez abandone la Presidencia argentina, algo previsto para este año tras las elecciones, sugiriendo que no pretende retirarse definitivamente de la política, aunque ya no podrá estar en primera línea.

   "¿Qué me querés, llevarme a casa a cuidar de los nietos, vos?", ha bromeado con el entrevistador. "Voy a cumplir ocho años de presidenta en el próximo 10 de diciembre, y tengo 62. Si yo le resto a los 62 esos ocho años significa que la mayor parte de mi vida no fui presidenta, e hice cosas", ha recalcado.

   Fernández de Kirchner ha insistido en la idea de que, aunque el cargo de presidente "no es uno más", lo importante no es el puesto en sí mismo, "sino las cosas que hacés cuando sos presidente". "Yo conozco a un montón de gente que fue presidente en la historia y la verdad es que para ser presidente como lo fueron ellos, yo hubiera preferido no ser presidenta", ha confesado.