Fernando Haddad, la opción B del PT tras el veto judicial a Lula

Fernando Haddad, la opción B del PT tras el veto judicial a Lula
1 de septiembre de 2018 REUTERS / RODOLFO BUHRER

BRASILIA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad podría ser el candidato a la Presidencia de Brasil del Partido de los Trabajadores (PT) después de que el Tribunal Supremo Electoral de Brasil dictaminara este viernes que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que en estos momentos se encuentra en prisión, no podrá presentarse las elecciones por haber sido condenado por corrupción.

El propio Haddad viajará a la prisión de Curitiba donde se encuentra Lula el próximo lunes para tratar la estrategia de campaña. Los aliados de Haddad abogan por una sustitución rápida en la candidatura para facilitar una transferencia del apoyo de Lula, favorito en todas las encuestas.

La alternativa sería mantener a Lula como candidato hasta que se resuelva el recurso ante el Supremo Tribunal Federal, lo que podría suceder en un plazo de diez días. Sin embargo, en este periodo el PT no podría emitir publicidad en televisión de Lula ni tampoco de Haddad, quien no sería candidato oficial.

Haddad tiene 55 años y es de origen cristiano libanés. Su madre es profesora y su padre, comerciante. Está casado con Ana Estela Haddad y tienen dos hijos y es un reconocido intelectual de la Universidad de Sao Paulo, donde estudió Derecho, ha publicado cinco libros, posee un máster en economía y un doctorado en filosofía.

Se unió al PT a los 20 años de edad, pero no fue hasta 2005 cuando asumió un cargo de mayor rango, el de ministro de Educación. Haddad lideró la cartera hasta 2011, durante los gobiernos de Lula y de su sucesora, Dilma Rousseff.

Renunció al cargo de ministro para convertirse en candidato a alcalde de Sao Paulo, lo que logró finalmente en segunda vuelta con el 56 por ciento de votos con el lema "Un hombre nuevo para un tiempo nuevo". Sin embargo, en la campaña para la reelección en 2016 ni siquiera alcanzó la segunda vuelta.

El 6 de agosto, el PT anunció que Haddad, hasta entonces coordinador del programa de gobierno del PT, sería el compañero de fórmula de Lula. Entonces el propio PT apuntó a Haddad como posible sustituto de Lula si finalmente era inhabilitado. En ese caso, Manuela D'Avila, del Partido Comunista, sería la candidata a vicepresidenta.

Los medios destacan que el principal desafío de Haddad es quitarse la imagen de intelectual y acercarse a Lula. Para ello ha hecho tres movimientos: está acreditado como abogado de Lula para tener libre acceso a la celda del expresidente, se ha acercado al circulo de confianza de Lula y se ha integrado en el PT para conocer mejor el partido.