22 de noviembre de 2019

Filipinas.- Duterte propone a la vicepresidenta que puede dejar "cuando quiera" sus pesquisas sobre la campaña antidroga

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha insistido este viernes a través de un portavoz en que la vicepresidenta y actual corresponsable de la lucha contra las drogas, Leni Robredo, "puede dejar su cargo cuando quiera" en respuesta a las constantes protestas de esta última sobre las trabas a las que se está enfrentando para investigar la represión que están ejerciendo las autoridades, enmascarada en forma de una operación antidroga.

La presión sobre Robredo ha aumentado en los últimos días desde que Duterte, rival político de la vicepresidenta, declarara que "no se fiaba de ella" a la hora de examinar los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad desde el inicio de la campaña contra las drogas iniciada bajo el presidente filipino, duramente criticada por varias organizaciones humanitarias, que acusan a la Policía de llevar a cabo detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales.

"Robredo lleva estos días provocando que la hagamos dimitir. Pero eso no depende de nosotros", ha declarado el portavoz de Duterte, Salvador Panelo. "La dimisión depende de quien la acepta, no del poder que la designa. Ahora bien, si por lo que sea se encuentra incómoda, si no puede con el calor de la cocina, lo honroso es dimitir", ha manifestado en declaraciones recogidas por la cadena ABS-CBN.

Panelo acusó incluso a Robredo de provocar las declaraciones de Duterte sobre su falta de confianza. "Es como si la vicepresidenta intentara convencer a la gente de que el presidente la controla tras aceptar su nombramiento como responsable de la lucha contra las drogas, cuando en realidad es al contrario", ha declarado el portavoz.

El pasado martes, el presidente aseguró además que jamás concedería a Robredo -- a la que llegó a llamar "cabeza de chorlito" -- un puesto en su gabinete antes de acusarla de "errores cometidos durante su gestión", que podrían incluso "poner en peligro al país".

Duterte se refería a los contactos mantenidos por la vicepresidenta con responsables antidroga de EEUU para poner en contexto su investigación, así como su amenaza de pedir ayuda a la comunidad internacional, comenzando por el Tribunal Penal Internacional (TPI), si Duterte no cambiaba su modus operandi.

LA GUERRA CONTRA LAS DROGAS EN FILIPINAS

La guerra contra las drogas se ha convertido en la principal política de Estado de Duterte. Sin embargo, la forma que ha tenido de lidiar con el problema ha causado alarma internacional, pues, según fuentes de Naciones Unidas, se ha producido un "asombroso" aumento del número de asesinatos por parte de la Policía.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó en julio una resolución para investigar las acciones del Gobierno de Duterte. A su vez, el TPI está llevando a cabo un examen preliminar por denuncias de crímenes contra la humanidad.