27 de agosto de 2016

El fiscal confirma que Illanes murió de un golpe en el cráneo tras siete horas de tortura

El fiscal confirma que Illanes murió de un golpe en el cráneo tras siete horas de tortura
REUTERS

LA PAZ, 27 Ago. (Notimérica) -

El fiscal general de Bolivia, Ramiro Guerrero, declaró que el viceministro de Interior asesinado, Rodolfo Illanes, fue torturado durante unas siete horas antes de ser asesinado. El fiscal confirmó que el informe preliminar y de defunción evidencian que se trató de "una muerte violenta por lesión de centros nerviosos superiores".

"Al parecer se confirma que la muerte ocurrió entre las 17.30 y las 18.00 (hora local)" afirmó Guerrero, a lo que añadió que "tomando en cuenta la hora que fue retenido e interceptado, podemos establecer que son unas seis horas a siete horas (de tortura)" concretó el fiscal, según recoge 'La Razón' de Bolivia.

Guerrero, durante la lectura del parte informativo en la declaración, resumió todo lo que le sucedió al viceministro: "quiere decir que fue golpeado prácticamente en todo el cuerpo". Con la voz quebrada, explicó que cree que "al parecer lo tuvieron bastante tiempo arrodillado".

El cuerpo de Rodolfo Illanes fue encontrado con múltiples lesiones en rodillas, piernas, espalda y, además, con el omóplato dislocado, fracturas de costillas y golpes en los genitales. El fiscal afirmó que, a pesar de todos los golpes que le dieron, "al parecer el golpe que acabó con su vida fue en el cráneo".

COMISIÓN DE LA FISCALÍA

Guerrero informó también a los medios de que se ha "conformado una comisión"; esta consta de 10 fiscales y peritos forenses que investigarán los hechos sucedidos que han terminado con la muerte del viceministro de Interior.

Asimismo, declaró que se realizaron "algunos arrestos con fines investigativos". "Alguna gente que declara es, posteriormente, liberada (...) cuando no se encuentra ningún indicio", a lo que añadió que también están investigando documentos incautados en casas particulares.

El fiscal general pidió a los medios de comunicación que les remitan "las imágenes que han podido captar en el lugar de los hechos", tanto cuando es capturado como conducido por "un grupo de mineros". Durante su declaración, Guerrero también mostró un 'croquis' en una pizarra para tratar de recapitular los hechos.