14 de septiembre de 2015

Fiscales internacionales piden una investigación independiente sobre la muerte de Nisman

ZURICH, 14 Sep. (Reuters/EP) -  

   El presidente de la Asociación Internacional de Fiscales (IAP) y 'número dos' de la Fiscalía de Viena, Gerhard Jarosch, ha reclamado la puesta en marcha de una investigación independiente para aclarar las circunstancias de la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, que fue encontrado muerto en su vivienda en enero.

   Nisman fue hallado muerto en su apartamento en extrañas circunstancias tras acusar a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de haber intentado encubrir la implicación del régimen iraní en el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que acabó con la vida de 85 personas en julio de 1984 en Buenos Aires.

   Tanto Kirchner como su Gobierno y el Ejecutivo iraní han negado cualquier implicación en el ataque. Tras la muerte de Nisman, un juzgado desestimó la acusación de encubrimiento presentada contra la mandataria por el fiscal.

   En la reunión anual de la Asociación Internacional de Fiscales (IAP) celebrada en Zurich (Suiza), que ha contado con la asistencia de la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, Jarosch ha asegurado que la muerte de Nisman representa uno de los ejemplos más graves de las amenazas que sufren en todo el mundo los fiscales, que llegan a perder su vida por hacer su trabajo.

   En este sentido, ha recordado que en los últimos meses han muerto asesinados fiscales en países como Egipto, Uganda, Honduras y Turquía. Nisman fue encontrado muerto el 18 de enero, la víspera de su comparecencia ante el Parlamento de Buenos Aires para informar sobre algunas de las conclusiones de su investigación.

   En sus informes, Nisman sostuvo que el Gobierno argentino intentó encubrir las pruebas que demostraban la implicación del régimen iraní en el atentado contra la AMIA. El pasado mes de agosto, el expresidente argentino Carlos Menem no compareció en la apertura del juicio en el que se investiga si conspiró para impedir la investigación sobre ese ataque contra el centro judío.

   En su investigación, Nisman concluyó que el atentado fue perpetrado por agentes iraníes con claros vínculos con altos cargos del Gobierno de Teherán. En este sentido, argumentó que varios altos cargos argentinos estaban encubriendo al régimen iraní para poder firmar un acuerdo comercial que permitiría al país adquirir petróleo a precio más económico.

   En su llamamiento para que la muerte de Nisman sea investigada, Jarosch ha reclamado a los fiscales que han asistido a la conferencia anual de la IAP que firmen una declaración a favor de una mayor protección para los fiscales en todo el mundo.

Para leer más