27 de marzo de 2015

La Fiscalía apelará el fallo contra la imputación a Fernández de Kirchner

La Fiscalía apelará el fallo contra la imputación a Fernández de Kirchner
STRINGER CHILE / REUTERS

BUENOS AIRES, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Argentina, Germán Moldes, ha anunciado este viernes que apelará "rápidamente" el fallo de la Cámara Federal que se pronuncia en contra de imputar a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, por supuestamente encubrir a los sospechosos del atentado contra la AMIA.

"Lo voy a hacer prestamente, no porque me sume a este vértigo que se viene viendo, sino porque no quiero caer en esta maniobra de ingeniería judicial y que me esté esperando un fiscal militante de Justicia Legítima", ha dicho Moldes a Radio Mitre.

Moldes ha denunciado que "desde el 14 de enero, día de la denuncia (del fallecido fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman), acá hay una especie de imposición para que esto no se abra, que acá no se escarbe y esto es lo que sucedió ayer", según ha informado 'Clarín'.

DECISIÓN DE LA CÁMARA FEDERAL

La Sala I de la Cámara Federal tumbó --por dos votos en contra y uno a favor-- el recurso presentado por el fiscal Gerardo Pollicita contra la decisión del juez Daniel Rafecas de no imputar a Fernández de Kirchner por "inexistencia de delito".

El pasado 4 de marzo Pollicita apeló la decisión de Rafecas al considerar que "descarta en forma anticipada y prematura las hipótesis traídas a conocimiento a través de la denuncia" de Nisman contra la presidenta argentina.

"La decisión de proceder al cierre inmediato del sumario, sin realizar ninguna de las medidas que habían sido propuestas en el requerimiento de instrucción, impide contar con información esencial", argumentó Pollicita.

LA DENUNCIA DE NISMAN

El 13 de febrero, Pollicita anunció la imputación de Fernández de Kirchner, así como de su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, del diputado oficialista Andrés Larroque, del líder sindical Luis D'Elía y del dirigente de la coalición izquierdista Quebracho, Fernando Esteche.

El fiscal se basó en la denuncia de 300 páginas presentada por Nisman cuatro días antes de que fuera hallado muerto en su apartamento de Buenos Aires en un aparente suicidio que poco a poco han ido desmontando las pruebas periciales.

Nisman denunció "la existencia de un plan delictivo destinado a dotar de impunidad a los imputados de nacionalidad iraní acusados en dicha causa (AMIA), para que se sustraigan de la acción de la justicia argentina".

De acuerdo con Nisman, el Gobierno de Fernández de Kirchner habría negociado con la República Islámica un acuerdo por el cual se comprometía a diluir la acusación contra los sospechosos iraníes a cambio de un canje de petróleo persa por granos argentinos.

Pollicita también hizo suyos los cargos de Nisman apuntando a un delito de "encubrimiento", con una pena de entre seis meses y tres años, otro de "impedimento o estorbo del acto funcional", con entre 15 días y seis meses de cárcel, y otro de "incumplimiento de los deberes de funcionario público", con entre un mes y dos años.

OXÍGENO PARA KIRCHNER

Sin embargo, el 26 de febrero, Rafecas consideró que no se dan los elementos necesarios para que prosperase la denuncia de Pollicita, tumbando así las imputaciones de Fernández de Kirchner y los demás dirigentes oficialistas.

"No hay un solo elemento de prueba, siquiera indiciario, que apunte a la actual jefa de Estado", dijo Rafecas, explicando que las evidencias recabadas desmienten "de un modo rotundo y lapidario" la existencia de delitos y "se contraponen de modo categórico al supuesto 'plan criminal' denunciado".

En cuanto al Memorándum de Entendimiento (MOE) con Irán, el juez dijo que solo hubo "una expectativa de gestación", ya que "en unas pocas semanas", la República Islámica "abandonó todo interés en el asunto" y en estos dos años "no hubo avance alguno".

"¿Cómo puede un instrumento jurídico que nunca cobró vida constituir un favorecimiento real, una ayuda material concreta prestada --en este caso-- a prófugos de la justicia argentina?", cuestionó Rafecas.