12 de diciembre de 2016

La Fiscalía brasileña presenta nuevas acusaciones contra el presidente del Senado por Petrobras

La Fiscalía brasileña presenta nuevas acusaciones contra el presidente del Senado por Petrobras
UESLEI MARCELINO / REUTERS

BRASILIA, 12 Dic. (Reuters/Notimérica) -

La Procuraduría General brasileña presentó nuevos cargos contra el presidente del Senado, Renan Calheiros, acusándolo de participar en la trama de corrupción en torno a Petrobras, una semana después de que el senador casi es obligado a abandonar su cargo al frente de la Cámara alta por otro caso.

El procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, dijo que en 2010 Calheiros había recibido parte de una donación de 800.000 reales (240.000 dólares) de un contratista de petróleo y gas a cambio de mantener en su cargo a un alto ejecutivo de Petrobras, a quien posteriormente se acusó de usar su puesto para la obtención de favores.

En este marco, el Supremo Tribunal Federal de Brasil acusó el 1 de diciembre al senador de malversación de fondos en un caso de hace nueve años por el pago de alimentos a una hija que Calheiros tuvo durante una relación extramarital.

Según el Ministerio Público, Calheiros había utilizado a una empresa privada que ejercía de 'lobby' para que pagara la pensión de manutención a una hija que tuvo fuera de su matrimonio y de usar documentos falsos para encubrirlo, aunque este último cargo ha sido descartado.

El caso se destapó en 2007, cuando cualquier denuncia obligaba a dimitir, de modo que tuvo que renunciar a la Presidencia de la cámara alta, que ya ejercía en ese momento, pero pudo recuperarla años después gracias a los cambios legislativos.

La defensa de Calheiros argumentó que todo el caso debía haberse desestimado por falta de pruebas. "No hay evidencias suficientes", afirmó su abogado, según informó 'Agencia Brasil'.

Finalmene, un juez del Supremo falló la semana pasada que Calheiros debía dejar la Presidencia del Senado, pero el pleno del tribunal revocó la medida, evitando un conflicto que podría haber desbaratado la agenda de reformas del Gobierno, ya que Calheiros es un aliado clave del presidente Michel Temer en la sede legislativa,

Bajo la Constitución brasileña, los congresistas sólo pueden ser juzgados por el Supremo.