La Fiscalía de Ecuador pide prisión preventiva para el expresidente Rafael Correa

La Fiscalía de Ecuador pide prisión preventiva para el expresidente Rafael Correa
3 de julio de 2018 PRESIDENCIA VENEZUELA - ARCHIVO

   QUITO, 3 Jul. (Notimérica) -

   La Fiscalía de Ecuador ha pedido este martes a la jueza de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador Daniella Camacho, prisión preventiva contra el exmandatario Rafael Correa (2007-2017),  en la investigación que se le adelanta por su presunta implicación en el caso del intento de secuestro del exasambleísta Fernando Balda.

   "El fiscal Paúl Pérez solicitó la prisión preventiva en contra del expresidente Rafael Correa por incumplimiento de medida cautelar de presentación periódica ante la Corte Nacional", ha informado la fiscalía en su cuenta de Twitter.

   La solicitud fue presentada por el fiscal General Paúl Pérez, después de que el Correa no acudiera este lunes a la sede de la Corte Nacional de Justicia en Quito, para iniciar su ciclo de presentaciones quincenales, como indicaba la medida cautelar de Camacho establecida el pasado 18 de junio.

   En su lugar, Correa se presentó en la sede del Consulado de Ecuador en Bélgica, país donde reside desde el año pasado. Aseguró que lo amparan la Convención de Viena de Relaciones Consulares, la Convención Interamericana de Derechos Humanos, la jurisprudencia de la Corte Interamericana, y la Constitución y leyes de la República de Ecuador.

   Además, el fiscal ha pedido que se notifique a Interpol mediante difusión de alerta roja para su captura y extradición.

SECUESTRO

   El secuestro de Balda ocurrió el 13 de agosto de 2012 en Bogotá, cuando cinco personas lo interceptaron y lo metieron a la fuerza en un automóvil, que horas más tarde fue detenido por la Policía Antisecuestros de Colombia.

   El exlegislador opositor se refugiaba en ese momento en territorio colombiano después de que la justicia de Ecuador emitiera contra él una orden de prisión por atentar contra la seguridad interna del Estado luego de que denunciara que en el Gobierno de Correa se ejecutaban acciones de espionaje en contra de opositores y periodistas.

   La justicia ecuatoriana vinculó al exjefe de Estado al secuestro de Balda luego de que exfuncionarios señalaran en sus versiones que la orden de raptar al político vino desde Carondelet (palacio de Gobierno) y del propio Correa.