La Fiscalía habría retirado las medidas cautelares al periodista asesinado en México

La Fiscalía habría retirado las medidas cautelares al periodista asesinado en México
22 de septiembre de 2018 REUTERS - ARCHIVO

CIUDAD DE MÉXICO, 22 Sep. (Notimérica) -

Mario Leonel Gómez Sánchez, el periodista asesinado en el municipio de Yalajón, en Chiapas, México, habría tenido medidas cautelares tras haber enunciado sufrir diferentes amenazas, aunque tiempo después se las retiraron.

El corresponsal, que trabajaba para el diario mexicano 'El Heraldo de Chiapas', recibió varios impactos de bala en el abdomen, con lo que fue trasladado a urgencias. Gómez ha falleció poco después de que llegara el personal sanitario debido a la gravedad de sus heridas.

"Directivos, reporteros, columnistas, fotógrafos y personal que labora en Heraldo de Chiapas, condenamos enérgicamente la cobarde agresión que sufrió nuestro compañero corresponsal de El Heraldo de Chiapas Mario Gómez en el municipio de Yajalón y por el cual perdió la vida, exigimos a las autoridades competentes el esclarecimiento de estos actos criminales", ha publicado el diario, exigiendo a las autoridades que lo investiguen de forma exhaustiva.

Compañeros y allegados al periodista han confirmado que Gómez había denunciado sufrir diversas amenazas, debido a lo cual la Fiscalía de Chiapas le proporcionó medidas cautelares. Sin embargo, al poco tiempo, se las retiraron, tal y como ha publicado el diario mexicano 'Animal Político'.

La Fiscalía General del Estado ha abierto una investigación y ha condenado el asesinato, asegurando que "habrá castigo" para los responsables de la muerte del reportero.

"Consciente de la importancia del periodismo libre, reitera su compromiso de agotar todas las líneas de investigación que permitan esclarecer este reprobable crimen y llevar ante la justicia a los responsables", ha manifestado la Fiscalía a través de un comunicado.

México se encuentra sumido en una espiral de violencia vinculada a las sangrientas batallas entre los cárteles del narcotráfico por el control del territorio.

Los periodistas, en particular, se han convertido en el blanco de la violencia en el país, que organizaciones de protección clasifican como uno de los más peligrosos para los trabajadores de los medios de comunicación.