11 de junio de 2009

FMI mejora panorama 2010, B. Mundial lo reduce para 2009

Por Leah Schnurr y Jason Subler

NUEVA YORK/LONDRES (Reuters/EP) - El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado su proyección para el crecimiento del 2010 fuertemente al alza, dijo el jueves una fuente, y el aumento de la inversión china en mayo alimentó las esperanzas de recuperación global.

Pero subrayando la incertidumbre del panorama, el presidente del Banco Mundial Robert Zoellick dijo que la economía global apunta a una contracción cercana al 3 por ciento este año, peor que la estimación previa de un declive de 1,75 por ciento.

"Aunque se espera que el crecimiento repunte durante el transcurso del 2010, el ritmo de la recuperación es incierto y los pobres en muchos países en desarrollo continuarán siendo agobiados" por las consecuencias de la crisis, dijo Zoellick antes de la reunión de los ministros de Finanzas del Grupo de los Ocho en Italia.

El FMI ha incrementado las estimaciones del crecimiento global para el 2010 a 2,4 por ciento desde 1,9 por ciento en abril, dijo una fuente del G-8 que ha visto las últimas cifras.

"La estimación ha mejorado gracias al impacto de las medidas de estímulo tomadas en meses recientes", dijo la fuente, que tuvo acceso a un informe del FMI conteniendo las cifras, preparado para el encuentro del G-8 de este fin de semana.

Estos últimos cambios en los pronósticos, si bien son para diferentes años, subrayan la dificultad de predecir el momento de la recuperación.

Los datos globales han dado crecientes señales de un repunte desde la recesión más profunda en seis décadas, provocando una fuerte subida de los mercados de acciones desde su nivel bajo de marzo.

No obstante, los mercados financieros siguen preocupados de que el enorme gasto público y las inyecciones de liquidez de los bancos centrales, liderados por Estados Unidos pero imitados en Europa y Japón, desaten inflación y socaven cualquier repunte incipiente.

PERDIDAS DE EMPLEOS SEGUIRIAN ELEVADAS

Los analistas también prevén que las pérdidas de empleos sigan altas incluso cuando la economía comienza a reactivarse, a medida que las compañías siguen cautelosas sobre las contrataciones.

Los datos de Estados Unidos sugirieron que la recesión se modera pues las ventas de las minoristas subieron el mes pasado, mientras que el número de trabajadores que solicitaron nuevos pedidos del seguro de desempleo bajó por cuarta semana seguida la semana pasada.

"Parece que estamos dando vuelta la esquina. Hay evidencia bastante clara de que lo peor del declive laboral ha pasado, pero todavía prevemos más pérdidas de empleos", dijo Zach Pandl, economista de Nomura Securities International en Nueva York.

Un declive récord del PIB japonés en el primer trimestre también subrayó las expectativas de que cualquier rebote sería lento, y los funcionarios europeos decían que el empleo tardaría más en recuperarse que la macroeconomía.

Si bien las ventas minoristas de Estados Unidos subieron el 0,5 por ciento en mayo, fueron parcialmente impulsadas por incrementos en los precios de la gasolina. Eso podría aumentar la presión sobre los consumidores afectados por la recesión y muestra las fuerzas en contra de la recuperación.

La Bolsa de Nueva York subía apuntalada por el precio del petróleo y de las materias primas, que ayudaban a contrarrestar los temores sobre la lentitud de la recuperación.

En China, los datos mostraron que el crecimiento anual de la inversión en activos fijos en las áreas urbanas se aceleró a 32,9 por ciento en el período enero-mayo desde 30,5 por ciento en los cuatro primeros meses del año, sugiriendo que el estímulo da resultados.