12 de febrero de 2008

Francia/Brasil.- Nicolás Sarkozy y Lula da Silva discutirán mañana alternativas para acercar a Colombia y Venezuela

BRASILIA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva y su homólogo francés, Nicolás Sarkozy, re reunirán hoy en un punto de la frontera entre Brasil y la Guyana Francesa, a donde Sarkozy realiza una visita oficial, para debatir sobre alternativas para acercar a Colombia y Venezuela, entre otros temas.

A través de un comunicado, el Gobierno brasileño planteó la posibilidad de ayudar a que los presidentes colombiano, Álvaro Uribe, y venezolano, Hugo Chávez, vuelvan a reunirse para normalizar las relaciones entre los dos países y trabajar en el tema del acuerdo humanitario con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

POSOBILIDAD DE RECONCILIACIÓN

Esta posibilidad, que para muchos podría parecer descabellada tras los reiterados insultos de Chávez a Uribe, podría darse, a juicio del ex comisionado de Paz Camilo Gómez, si está bien aclimatada, indicó el diario colombiano 'El Tiempo'.

Según el ex comisionado, esa posibilidad podría generarse durante la reunión si, como se espera que suceda, "los mandatarios generan un mensaje de apoyo al Gobierno colombiano y le hacen sentir a Chávez la necesidad de bajar la temperatura a sus declaraciones".

Aunque se sabe que el tema de Colombia estarán en la cumbre, los dos Gobiernos han sido muy discretos, ya que aún no se ha trazado el itinerario para la mediación y porque, aunque el tema que más les interesa es la liberación de los secuestrados en poder de las FARC, ambos creen que el éxito de esta tarea depende de que Uribe y Chávez vuelvan a reunirse y mejoren sus relaciones.

Además, el pasado 2 de febrero, en París, miembros de los Ministerios de Exteriores de Francia y Brasil acordaron trabajar para vincular a otros países como España, Suiza, Cuba y Argentina, en el intento de acercar a los dos países.

Por otro lado, en declaraciones a 'El Tiempo', el asesor especial de Lula para este tema, Marco Aurelio García, admitió que es posible que tras el encuentro de hoy, Lula se comunique con el presidente Álvaro Uribe, para entregarle los resultados de la cumbre.

CLAVES PARA EL ACUERDO HUMANITARIO

Por su parte, la ex canciller colombiana María Emma Mejía consideró que la cumbre presidencial de hoy es crucial para Colombia, para Venezuela y para el acuerdo humanitario.

Según Mejía, Sarkozy cree que Lula puede ayudar a aflojar las posiciones de ambos presidentes, que por un lado Uribe descarte la idea de un rescate militar de los secuestrados por las FARC, y por el otro, que Chávez continúe con su papel en una mediación informal o unilateral, pero bajando el tono de sus declaraciones.

REACCIONES A LA CUMBRE

"Este puede ser un salvavidas que le sueltan los presidentes a Chávez, porque a él le interesa recuperar el aire internacional que tuvo durante su papel como mediador y Francia y Brasil buscan producir resultados en materia de liberaciones", indicó Mejía.

Además, el canciller colombiano, Fernando Araújo, aseguró que el Gobierno está a la espera de los resultados que produzca la cumbre porque se trata de un interés legítimo que Francia mantiene sobre el tema de los secuestrados "y por tanto busca explorar una acción autónoma".

"Brasil está interesado en auxiliar, en ofrecer sus servicios, para ayudar a resolver ese asunto, pero teniendo como pauta la observación estrecha de los principios de no intervención en los asuntos internos de Colombia", afirmó además Marcelo Baumbach, portavoz del palacio presidencial de Brasil.

La cumbre de Guayana podría ser el primer paso, a juicio de los analistas, para buscar que se concrete esa iniciativa, pero con el liderazgo de Colombia y la colaboración venezolana.