23 de noviembre de 2011

Francia/Panamá.- El exdictador Manuel Noriega: "Pido regresar a Panamá sin odios ni rencores"

CIUDAD DE PANAMÁ, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exdictador Manuel Antonio Noriega ha asegurado este miércoles en una audiencia en Francia que demostrará su inocencia una vez que regrese a Panamá, donde espera ser recibido "sin odios ni rencores" por la mayor parte de la población, que le recuerda como un represor.

La sala de instrucción de Tribunal de Apelaciones de París ha aprobado este miércoles la extradición de Noriega a Panamá, donde fue condenado a 60 años de prisión por crímenes de lesa humanidad durante el régimen dictatorial que encabezó en los años ochenta.

Antes de conocer la decisión judicial, el exmandatario compareció ante el tribunal y aseguró que se defenderá de los cargos que se le imputan en su tierra natal. "Pido regresar a Panamá sin odios ni rencores", ha expresado.

"Mi propósito es regresar a Panamá y demostrar mi inocencia" porque se han realizado "juicios en mi ausencia" y sin representación jurídica, ha advertido en declaraciones citadas por medios panameños.

Se espera que en los próximos días el primer ministro francés, François Fillon, firme el decreto administrativo que autorice de manera oficial el viaje de Noriega. A partir de entonces, Panamá tendrá un plazo de 30 días para organizar su traslado.

Noriega, de 77 años, se encuentra detenido desde hace año y medio en la prisión La Santé de París, donde fue condenado a siete años de cárcel por blanqueo de dinero. El pasado septiembre un tribunal le concedió la libertad condicional, pero tuvo que permanecer en prisión a la espera de que Francia respondiera a la solicitud de extradición presentada por Panamá.

Esta será la segunda vez que Noriega sea extraditado. La primera fue en abril de 2010, después de que Estados Unidos aprobará la petición de París para que cumpliera su sentencia en territorio francés.

Desde que Noriega fue derrocado en 1989, durante la invasión de Estados Unidos a Panamá, las autoridades de esta nación centroamericana no han cesado en su lucha por lograr que regresara a su país de origen a enfrentarse a la justicia.

Las penas de Noriega en Panamá suman 60 años de prisión por asesinato y violaciones de los Derechos Humanos. La justicia panameña envió un total de tres solicitudes de extradición por el caso del asesinato en 1985 del opositor de origen italiano Hugo Spadafora, por la muerte en 1989 del capitán Moisés Giroldi y el homicidio del opositor Heliodoro Portugal.