23 de noviembre de 2011

Francia/Panamá.- Martinelli afirma que Noriega será enviado a una cárcel común una vez que llegue a Panamá

CIUDAD DE PANAMÁ, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha asegurado este miércoles que el exdictador Manuel Antonio Noriega será recluido en una cárcel común una vez que sea entregado por las autoridades francesas, aunque ha recordado que por tener más de 72 años puede solicitar el arresto domiciliario.

Noriega, un exagente de la CIA, podría pasar el resto de su vida en la cárcel El Renacer, ubicada en Gamboa, un pueblo de la zona del Canal de Panamá que está situada a unos 40 kilómetros de la capital. Su capacidad es para unos 350 internos.

La cadena local TVN mostró imágenes de la que podría ser la celda del exdictador. Se trata de un dúplex que hasta hace unas semanas albergaba a presos comunes y que habría sido reformada para ofrecer ciertos privilegios a Noriega, como una terraza, un espacioso salón y una moderna cocina.

Martinelli no ha precisado si Noriega tendrá un trato especial, pero ha aclarado que la ley panameña establece que "cuando se extradita a una persona tiene que estar (en el país que le acoge) en condiciones iguales a la prisión en la que se encontraba".

En Panamá existe además una ley que beneficia con la prisión domiciliaria a las personas mayores de 72 años, ha recordado Martinelli, quien no duda de que la defensa del exdictador solicite acogerse a ese derecho debido a su estado de salud, pero "dependerá de la sociedad poner la presión suficiente para que eso se haga o no se haga". Noriega "es un viejo a quien le ha dado un derrame", ha expresado.

Noriega, de 77 años, se encuentra detenido desde hace año y medio en la prisión La Santé de París, cumpliendo una sentencia de siete años de cárcel por blanqueo de dinero, después de haber sido extraditado desde un centro penitenciario de Miami, donde estaba pagando una condena de 17 años por delitos de narcotráfico.

Una vez que pise territorio panameño, el exmandatario "va a ir directo a la cárcel" que podría ser El Renacer, ha confirmado Martinelli en declaraciones a TVN.

"Noriega pagó gran parte de su culpa, pero aquí (en Panamá) hay mucha gente que no lo ha perdonado y probablemente jamás lo van a perdonar", ha comentado.

El actual gobernante espera que el exdictador hable sobre los hechos ocurridos durante su mandato. "Vamos a saber de muchas fortunas que se hicieron en este país de forma ilegal (...) y ojalá hable de eso y de todos los que los traicionaron", ha resaltado.

Las penas de Noriega en Panamá suman 60 años de prisión (tres condenas de 20 años cada una) por homicidio y violaciones de los Derechos Humanos. La justicia panameña envió a Francia un total de tres solicitudes de extradición por el caso del asesinato en 1985 del opositor de origen italiano Hugo Spadafora, por la muerte en 1989 del capitán Moisés Giroldi y el homicidio del opositor Heliodoro Portugal.

La sala de instrucción de Tribunal de Apelaciones de París ha aprobado este miércoles la extradición de Noriega a Panamá, un hecho que ha sido celebrado por los panameños, especialmente, por los familiares de las víctimas de su régimen.

Desde que el exmilitar fue derrocado en 1989, durante la invasión de Estados Unidos a Panamá, las autoridades de esa nación centroamericana no han cesado en su lucha por lograr que regresara a su país de origen a enfrentarse a la justicia.