7 de agosto de 2009

Funcionarios chinos reafirman política monetaria relajada

Por Zhou Xin y Simon Rabinovitch

PEKIN (Reuters/EP) - Funcionarios chinos de alto rango salieron al paso el viernes de las especulaciones del mercado respecto a que Pekín podría comenzar a retirar sus políticas monetarias relajadas.

El mercado de acciones de Shanghái cayó un 4,4 por ciento esta semana, su mayor pérdida en cinco meses, ya que los inversionistas temen que el banco central sea menos generoso con su plan para inundar el sistema bancario con circulante para apoyar el gasto y la inversión.

Pero Zhu Zhixin, vicepresidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, dijo que las políticas oficiales no han cambiado puesto que la recuperación económica en China aún no tenía un paso firme.

"Mantendremos la continuidad y estabilidad de las políticas. La dirección de las políticas macroeconómicas no cambiará", dijo Zhu en una conferencia de prensa.

Un cambio de rumbo ahora podría estancar la recuperación de China, ya que el entorno económico mundial sigue siendo desalentador y la inversión privada no ha logrado respaldar el paquete de estímulo del Gobierno por 4 billones de yuanes (585.000 millones de dólares), dijo el poderoso organismo de planificación oficial.

"Continuaremos promoviendo un crecimiento económico estable y a un ritmo bastante rápido como nuestra principal prioridad, seguiremos con la aplicación estricta de la política fiscal proactiva y una política monetaria moderadamente relajada", dijo Zhu.

Su Ning, un vicegobernador del banco central, también fue directo al declarar que China no estaba abandonando su política monetaria moderadamente relajada.

"En realidad, el Banco Popular de China cada mes, cada semana, cada día, lleva a cabo una afinación de acuerdo a las condiciones del mercado. No es que no hayamos afinado en la primera mitad y sólo hayamos comenzado en la segunda mitad (del año)", afirmó Su.

"Cuando decimos 'afinación' no se trata de la política monetaria si no de las operaciones monetarias. Afinaremos el foco, la fuerza y el ritmo de las políticas monetarias. Esto es lo que quiero enfatizar", declaró en una conferencia de prensa.

Esta política fue reiterada también por Zhao Zhongwei, economista de la Academia China de Ciencias Sociales, quien señaló que China no ajustará su política monetaria antes que otros países desarrollados hagan lo mismo, pues primero necesita una recuperación en las exportaciones.

"La demanda externa de China aún está enfrentando incertidumbres, a pesar de los indicios recientes de una recuperación en las economías desarrolladas", dijo el economista en un artículo publicado por el periódico oficial China Securities Journal.

PRESTAMO RECORD

El Gobierno ha complementado sus políticas de inyección de capital pidiendo a los bancos, casi en su totalidad de propiedad estatal, que aumenten los préstamos.

Los bancos respondieron a la solicitud mediante el préstamo récord de 7,37 billones de yuanes (1,079 billones de dólares) en la primera mitad del año, casi duplicando la meta mínima para el préstamo anual.

Sin embargo, Su dijo que el ritmo de los préstamos se relajaría durante el resto del 2009 debido a que habría menos proyectos de inversión respaldados por el Gobierno que necesitaran financiamiento.

"Pero esto no influirá en nuestra política monetaria moderadamente relajada. Mantendremos el rol estimulador y alentador sobre el crecimiento del crédito y monetario en la economía", añadió.

Su también descartó el restablecimiento de cuotas que limiten los créditos de los bancos.

Los datos para el mes de julio, que se publicarán la próxima semana, probablemente muestren que la recuperación económica de China está en curso. El Producto Interno Bruto creció un 7,9 por ciento en el segundo trimestre frente al mismo período del año anterior.

(Alan Wheatley)