26 de agosto de 2019

G7.- El G7 logra pactar un breve comunicado final sin apenas novedades

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno reunidos este fin de semana en Biarritz, en el sur de Francia, han publicado finalmente un breve comunicado final pese a las tensiones previas a la cita que auguraban la ausencia de acuerdo. Sin embargo, el texto apenas contiene novedades.

El ámbito comercial quizá es el que más destaca en el contexto de una guerra arancelaria entre China y Estados Unidos. El G7 defiende así una reforma de la Organización Mundial del Comercio (OIC). "El G7 quiere reformar en profundidad la OMC para que sea más eficaz en la protección de la propiedad intelectual, resolver disputas más rápidamente y erradicar prácticas comerciales desleales".

En concreto plantea alcanzar un acuerdo al respecto sobre esta reforma en 2020 y que esta incluya simplificar la regulación y modernizar la fiscalidad internacional. "El G7 está comprometido con el comercio global abierto y justo y la estabilidad de la economía", subraya el texto.

A continuación, el comunicado menciona uno de los temas estrella de la cumbre, Irán, en particular tras la visita sorpresa de este domingo del ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif, a Biarritz. "Compartimos completamente dos objetivos: garantizar que Irán nunca obtenga armas nucleares y promover la paz y la estabilidad en la región", apunta.

Sobre Ucrania, el G7 respalda que Francia y Alemania participen "en las próximas semanas" en una cumbre con el formato de Normandía, junto a Rusia y Ucrania, "para lograr resultados concretos".

El Libia, el G7 apoya una tregua para lograr un alto el fuego duradero. "Creemos que solo una solución política garantizará la estabilidad de Libia. Esperamos una conferencia internacional bien preparada que reúna a todos partes interesadas y a todos los actores regionales involucrados en este conflicto", explica, al tiempo que apoya el trabajo de mediación y de la ONU y la Unión Africana.

Por último, sobre las protestas en Hong Kong, el G7 menciona la "existencia e importancia" de la Declaración Chino-Británica sobre Hong Kong de 1984 por la que Londres accedía a devolver la soberanía de Hong Kong a China el 1 de julio de 1997 y consagra el principio "un país, dos sistemas". Además, el G7 hace un llamamiento a "evitar la violencia".