14 de septiembre de 2016

Los gobernadores brasileños amenazan con decretar el estado de calamidad pública

Los gobernadores brasileños amenazan con decretar el estado de calamidad pública
RICARDO MORAES / REUTERS

BRASILIA, 14 Sep. (Notimérica) -

Los gobernadores de 14 estados de Brasil, repartidos por el norte, noreste y medio oeste, han amenazado con declarar el estado de calamidad financiera si el Gobierno federal, presidido por Michel Temer, no concede siete billones de reales brasileños (unos 2,1 millones dólares) para sanear las pérdidas de las cuentas públicas del Estado.

De acuerdo con los gobernadores, el objetivo es que 14 estados propongan la semana próxima una nota conjunta para alertar al Gobierno de que, si no se concede la subvención, declararán el estado de calamidad financiera, tal y como se llevó a cabo durante el mes de junio en Río de Janeiro, según indica la 'Agencia Brasil'.

La iniciativa, presentada este miércoles, no ha contado con el apoyo de los estados de Ceará y Maranhão. En ella, diferentes estados han pedido la anticipación monetaria en materia de recursos de repatriación, esto es, pago de impuestos sobre los fondos depositados en el extranjero que se ingresarán en las arcas federales a finales de octubre.

Para los gobernadores del norte y nordeste junto con los del medio oeste y el estado de Paraná, requerirán el pago de 1,9 billones de reales (unos 500 millones de dólares) que el Gobierno federal debe al fondo que garantiza la reposición de pérdidas tributarias de la 'Ley Kandir'.

Ésta exime el Impuesto sobre la Circulación de Mercancías y Servicios de Transporte Interestatal (ICMS) en las exportaciones de productos agropecuarios. Por ello, cada año los estados brasileños deben negociar con el Ejecutivo el precio por la compensación económica.

REUNIÓN DE 16 ESTADOS

Durante cerca de dos horas y media, los gobernadores del Distrito Federal y de 16 estados se han reunido con el ministro de Finanzas, Henrique Meirelles, para presionar sobre la concesión de ayudas de compensación por los bajos ingresos.

Por tanto, en esta convocatoria se ha contado con la presencia de los líderes de Acre, Amazonas, Amapá, Ceará, Bahía, Goiás, Mato Grosso, Paraíba, Piauí, Río Grande do Norte, Roraima, Sergipe y Tocantins. Además, a la congregación ha asistido el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Bigfoot, para solidarizarse con los estados del norte y el nordeste.

El Gobierno federal --que recibió en junio una ayuda financiera de 2,9 millones de reales (cerca de 9 millones de dólares)-- está en deuda con los gobiernos de estos estados.

"La economía de Río está creciendo. Los ingresos ICMS de Piauí son cada vez mayores y están cayendo las transferencias del Fondo de Participación de los Estados de la Unión Europea. La escasez monetaria amenaza los servicios de salud pública, por lo que la ayuda gubernamental debe ser inmediata", ha indicado Bigfoot.

Además, Meirelles ha informado que, de momento, la Unión no puede conceder la ayuda a estos territorios, según ha indicado el segundo gobernador de Paraíba, Ricardo Coutinho. Incluso, ha añadido que "el problema es que en este país, que hizo su tarea, se incorporó a una gran deuda de manera que el Producto Interior Bruto (PIB) cayó en un 7 por ciento".

Por último, ha aseverado que el país se encuentra en "la mayor depresión económica" de forma que el todo el trabajo realizado "está en peligro de perderse por la falta de ayuda económica que se necesita".