30 de octubre de 2012

El Gobierno de Bolivia ordena investigar el ataque contra una emisora

LA PAZ, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Bolivia ha ordenado abrir una investigación para detener y procesar a los responsables del ataque contra Radio Popular, en el que dos periodistas han resultado heridos de gravedad, según ha informado la ministra de Comunicación, Amanda Dávila.

   En una rueda de prensa, Dávila ha condenado el ataque contra la emisora local en nombre del Gobierno. "Expreso mi absoluto rechazo a esta acción cobarde contra las personas que están cumpliendo su trabajo", ha dicho.

   A este respecto, ha reiterado el compromiso del Gobierno de Evo Morales con la libertad de expresión y de prensa. "Así lo demuestra el funcionamiento de muchos medios de comunicación que, aunque sobrepasan los límites del periodismo equilibrado, incluso con información falsa, siguen trabajando", ha indicado.

   Además, la ministra ha dado "la palabra del Gobierno" de que "se llevará a cabo una investigación rápida y rigurosa para establecer las causas del ataque, dar con sus autores y someterlos a los tribunales de justicia".

   "No dudo de que el Ministerio de Gobierno, dada la eficiencia que ha demostrado para esclarecer hechos similares, tendrá pronto la identidad y el paradero de los autores", ha apuntado Dávila, según la Agencia Boliviana de Información (ABI).

   El ataque se produjo en torno a 10.30 horas del lunes (15.30 horas en España), cuando cuatro hombres irrumpieron en la emisora, ubicada en Yacuiba (sur), con dos bidones de gasolina y comenzaron a verter el combustible sobre el estudio.

   Como consecuencia de ello, el periodista Fernando Vidal y la técnica Karen Delgado han sufrido graves quemaduras, por lo que han sido trasladados a un hospital local. Además, la emisora ha quedado completamente calcinada.

   Según varios testigos, los cuatro asaltantes, que iban tapados con gorras, han huido inmediatamente después de arrasar el medio de comunicación en un coche que la Policía ha encontrado en los alrededores de Radio Popular.

   Interrogada por las causas del ataque, la portavoz gubernamental no ha descartado que pueda tratarse de "una vendetta de los grupos armados que han hecho del contrabando de mercancías su forma de vida", sin entrar en más detalles.