16 de abril de 2011

Gobierno boliviano invita a la Central Obrera a retomar el diálogo

CARACAS, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia ha invitado de nuevo a la Central Obrera Boliviana (COB) a establecer el diálogo para poner fin a la huelga general que vive el país desde hace nueve días en protesta por las mejoras salariales, según ha informado el ministro de Presidencia, Óscar Coca.

"En la voluntad de debatir y resolver el punto pendiente referido al salario, el Gobierno respetuosamente vuelve a convocar, a hacerse presente en la mesa del diálogo, mañana sábado 16 de abril a las 9.00 de la mañana en la vicepresidencia del Estado Plurinacional", señala la carta que ha enviado el Ministerio a la central sindical, según ha informado la Agencia Venezolana de Noticias.

Coca ha recordado que en las reuniones sostenidas los días 9, 10 y 11 de abril y después de 17 horas de trabajo, se elaboró de manera conjunta con los representantes de los trabajadores un 'Acta de Acuerdo' donde siete de los ocho puntos estaban consensuados y "solo el referido al salario no estaba acordado".

Asimismo, ha justificado en la misiva las razones por las cuales el Gobierno no aprobó un incremento mayor al 10 y 20 por ciento del salario mínimo nacional "por cuanto la propuesta de la dirigencia de la COB planteaba el incremento salarial aumentando el déficit fiscal del Estado o utilizando las reservas internacionales del país. Posición no compartida por el Gobierno".

"Lamentablemente ese acuerdo redactado conjuntamente, ha sido modificado por la COB desvirtuando los avances de la reunión sostenida con el presidente", Evo Morales. Ante esta "modificación unilateral" de lo avanzado, el Gobierno boliviano hizo un llamado a la COB para que respeten los acuerdos y se completen los aspectos ausentes del punto en discusión.

El pasado 2 de marzo, Morales decretó un aumento del salario mínimo del 20 por ciento, y del 10 por ciento para el caso de profesores, policías, militares y médicos. Sin embargo, la COB organizó un número de manifestaciones que detuvieron parcialmente las actividades laborales en La Paz, la capital, solicitando un incremento superior al planteado por el Ejecutivo.