22 de febrero de 2013

El Gobierno boliviano: La nacionalización de empresas ha generado "grandes ingresos" para el país

"Nacionalizar es una bendición para los pueblos porque les permite el control y uso de sus riquezas", según el vicepresidente

El Gobierno boliviano: La nacionalización de empresas ha generado "grandes ingresos" para el país
EUROPA PRESS/ABI

   LA PAZ, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha defendido este viernes que el programa de nacionalización de empresas iniciado por el mandatario Evo Morales cuando llegó al poder ha generado "grandes ingresos" para el país, en contra de lo que asegura un informe de la Fundación Milenio.

   Este análisis cifra en 1.147 millones de dólares (870 millones de euros) el dinero que lleva gastado el Estado en indemnizar a las empresas expropiadas. García Linera ha respondido a esta información tachándola de "equivocada", aunque sin dar datos.

   "Se le puede pasar la lista del dinero que se ha indemnizado por las nacionalizaciones, pero está claro que no llega a los mil millones de dólares", ha dicho en rueda de prensa el vicepresidente, según informaciones de la agencia estatal de noticias ABI.

   Morales ha nacionalizado desde 2006 más de una veintena de empresas de distintos sectores, la última de ellas SABSA, filial de Abertis y AENA. El presidente acusó a esta empresa de no realizar "ninguna inversión" en los aeropuertos que controlaba: La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

   El Gobierno y las empresas propietarias no han acordado todavía la cuantía de la indemnización que el Estado boliviano abonará por estas expropiaciones.

   Al responder a las cifras dadas por la Fundación Milenio en su informe, García Linera ha recordado este viernes algunas de las nacionalizaciones realizadas en los últimos años y ha citado "entre las indemnizaciones más importantes" los 300 millones de dólares pagados en total por Entel y Transredes.

   En el caso de Entel, los "cerca de 100 millones de dólares" se recuperaron en apenas un año, según el vicepresidente, que ha insistido en que compensaciones "fuertes" terminan siendo "pequeñitas" una vez reactivada la actividad de la empresa.

   Asimismo, García Linera ha comparado los 670 millones de dólares que ingresaba el Estado por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) antes de la nacionalización y los 4.200 millones de dólares que generó en 2012.

   El 'número dos' del Gobierno boliviano ha defendido las expropiaciones por los "grandes ingresos" que terminan dando a las arcas públicas. "Nacionalizar es una bendición para los pueblos porque les permite el control y uso de sus riquezas", ha apostillado.