24 de noviembre de 2016

El Gobierno brasileño lanza una campaña para disminuir la mortalidad en niños indígenas

   BRASILIA, 24 Nov. (Notimérica) -

   El Ministerio de Salud de Brasil ha anunciado este miércoles en Manaos, la capital del Estado de Amazonas, la creación de un programa orientado a mejorar la salud de los niños indígenas, con el objetivo de reducir su mortalidad un 20 por ciento de cara a 2019.

   Los datos sobre fallecimientos infantiles en estas comunidades no son nada alentadores. Según el Ministerio de Salud brasileño, la tasa de mortalidad de niños indígenas se sitúa en 31,28 por cada mil niños nacidos, más del doble de la media nacional, que está ubicada en el 13,80. Además la mitad de las muertes infantiles indígenas ocurren antes de que el niño haya cumplido un año de edad.

   Según expertos, un 65 por ciento de estas muertes podrían prevenirse, ya que son debidas a problemas respiratorios, nutricionales y parasitarios, patologías en las que se centrará el programa de este Ministerio.

   El Departamento de Atención Básica del Ministerio de Salud ha afirmado que estos son los fallecimientos más preocupantes, precisamente porque se podrían evitar mediante actuaciones relativamente simples. También ha explicado que "las muertes en ese grupo de edad muestran que el prenatal no se hizo con calidad y que no se está haciendo el acompañamiento del niño", según informa la agencia brasileña 'ESB'. Es decir, la tasa de mortalidad infantil podría descender de habilitar accesos a servicios sanitarios de calidad.

   La directora de Atención a la Salud Indígena, Regina Celia Resende, ha explicado también que otro de los grandes problemas de la infancia indígena es que sus madres están dejando de amamantar demasiado temprano. El promedio del periodo de lactancia en zonas indígenas es de cuatro meses, cuando la recomendación sanitaria es de al menos seis meses.

   Según un técnico del Ministerio de Salud, Antonio Leopoldo Nogueira, la tasa de desnutrición también tiene un papel muy importante. Mientras que la media nacional de desnutrición infantil en niños menores de cinco años es del 1,9 por ciento, entre los infantes indígenas aumenta hasta el 8,8 por ciento.

   Una vez diagnosticado el problema, los objetivos de este programa son claros. Se centrará en asegurar que los niños menores de cinco años tengan su cartilla de vacunación completa, acercar la atención prenatal al mayor número de mujeres, fomentar las consultas de crecimiento y desarrollo de los niños menores de un año e investigar las muertes de embarazadas, infantes y los abortos.