23 de agosto de 2012

El Gobierno chileno no aceptará "presiones" ni "imposiciones" de los estudiantes

SANTIAGO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Gabinete de Chile, Andrés Chadwick, ha advertido de que el Gobierno no aceptará "presiones" ni "imposiciones" de los estudiantes, tales como la ocupación de centros académicos, aunque ha reiterado la disposición del Ejecutivo a retomar el diálogo bilateral.

"Este Gobierno, y esperamos que ninguno, no acepta presiones ni imposiciones para que la opinión de un grupo prevalezca sobre las necesidades del país", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario 'El Mercurio'.

A pesar de ello, ha reiterado que "el espacio de diálogo está completamente abierto". Si bien, ha subrayado que las conversaciones deben celebrarse "respetando la ley, respetando los derechos de los demás, en este caso de los miles de padres de familia y estudiantes que quieren desarrollar su vida escolar con normalidad".

Además, el portavoz gubernamental ha informado de que "las posibilidades de dialogar las va a manejar el ministro (de Educación), Harald Beyer".

En las últimas semanas, cientos de estudiantes han sido detenidos en las numerosas manifestaciones y los desalojos de centros e instituciones académicas que han tenido lugar en las principales ciudades chilenas, incluida la capital.

Sin embargo, está previsto que las movilizaciones continúen. La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) ha convocado una huelga nacional para este jueves y ha anunciado el comienzo de un "estallido social".

La Intendencia de la Región Metropolitana, por su parte, ha anunciado que las 14 marchas convocadas para este jueves por la ACES en distintos puntos de Santiago no están autorizadas, porque los alumnos no han presentado ninguna solicitud.

Desde hace un año, estudiantes y profesores chilenos se manifiestan en las principales ciudades del país en demanda de una educación pública gratuita y de calidad. En respuesta, el Gobierno ha presentado un plan educativo, que no cumple las aspiraciones de alumnos y docentes.

"La clase que representa a los dueños de este país intenta renovarse con propuestas que nada tienen que ver con lo que el movimiento estudiantil demanda", ha señalado el consejero de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) Benjamín Infante.