2 de septiembre de 2015

Gobierno chileno pide "dejar de castigar a mujeres" que desean abortar

SANTIAGO, 2 Sep. (Notimérica) -

El secretario general del Gobierno de Chile, Marcelo Díaz, ha defendido este martes la posición del partido en el poder a favor de la despenalización del aborto en tres casos: riesgo de vida de la madre, malformación fetal letal y violación.

Su intervención ha tenido lugar en el marco de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, donde se decidió aplazar la votación de las indicaciones del proyecto para dar más tiempo al Gobierno para que revise las tres causales.

Díaz expresó que veía "normal y natural" que se generara un polémico debate entorno a una cuestión "tan compleja" como lo es el aborto.

"Nosotros no vamos a penalizar ese debate, por el contrario, creemos que ayuda al debate legislativo y a la discusión del proyecto en el parlamento", añadió.

A su vez, el ministro reiteró la posición del Gobierno en esta iniciativa. "Este proyecto de ley no obliga a nadie. Lo que hace es dejar de castigar con penas a mujeres que se encuentran en estas tres dramáticas circunstancias", declaró.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Salud, Juan Luis Castro, señaló que esperan "que el proyecto esté en sala el próximo 6 de octubre para su total despacho".

PROYECTO EN MANOS DEL EJECUTIVO.

En la actualidad, la despenalización del aborto está en manos del Ejecutivo, teniendo en cuenta indicaciones hechas por la oposición y también por parlamentarios de la Nueva Mayoría, según indicó la 'Agencia Uno'.

Sobre este punto, el diputado de Renocación Nacional Nicolás Monckeberg señaló que han presentado "indicaciones para que aquí se hagan negocios y se enriquezcan empresas trasnacionales a costa de la vida de personas inocentes. No es moral ni justo que haya empresas que puedan promover el aborto, hacer publicidad cuando se está matando a una vida inocente", sentenció.

BACHELET: "EN CHILE HAY ABORTOS".

Mientras tanto, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, defiende la postura del Gobierno justificando que el aborto es un procedimiento que se realiza en el país.

"La gente que tiene buenos recursos lo hace en buenas condiciones, la gente que no tiene lo hace en malas condiciones y con riesgo a la mujer", aseguró.

Bachelet sostiene que un Estado no puede imponer una mirada al conjunto de sus ciudadanos, ya que lo que tiene que hacer es asegurar opciones "y esto es lo que busca este proyecto".

Para leer más