El Gobierno de Ecuador asegura que el cese del embajador en Londres no está relacionado con Assange

El ministro de Exteriores aclara que no hay "ruptura diplomática" con Venezuela pese a las tensiones con Maduro

El Gobierno de Ecuador asegura que el cese del embajador en Londres no está relacionado con Assange
23 de noviembre de 2018 REUTERS / PETER NICHOLLS - ARCHIVO

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, ha asegurado este viernes que el cese del embajador en Londres, Carlos Abad, no está relacionado con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, que lleva más de seis años recluido en la sede diplomática por miedo a ser extraditado a Estados Unidos.

Valencia ha explicado, en unas declaraciones difundidas por el Ministerio de Exteriores, que los ceses de Abad y del embajador en la sede de Naciones Unidas en Ginebra "responden a una renovación de personal en el servicio exterior". "Lo de Londres no tiene que ver en absoluto con el tema Assange", ha aseverado.

El canciller ecuatoriano ha indicado que, en el caso de Londres, el Gobierno de Lenín Moreno quiere que la Embajada "atienda a los requerimientos de nuestra política internacional". A este respecto, ha señalado que la relación bilateral trasciende la situación de Assange, mencionando como ejemplo "la cooperación en la lucha contra la corrupción".

Sobre Assange, ha dicho que Ecuador le ha trasladado las opciones que tiene: "Salir y comparecer ante la justicia británica y responder por haber roto las condiciones de libertad condicional" o "permanecer en la Embajada pero ateniéndose a los requerimientos del protocolo que busca regular la convivencia en un lugar de trabajo".

Moreno ordenó el jueves el cese de Abad, que fue designado para su actual cargo en junio de 2015 por el entonces presidente, Rafael Correa. En este tiempo, ha sido uno de los principales intermediarios en el diálogo entre las partes para resolver la situación de Assange.

SEIS AÑOS EN LA EMBAJADA

Correa concedió al 'hacker' australiano asilo político en junio de 2012 pero Reino Unido, donde se encontraba en esos momentos, se negó a concederle un salvoconducto para que viajara a Ecuador alegando que debía ejecutar una orden de detención cursada por la Justicia sueca.

En Suecia, estaba acusado de varios cargos de abuso sexual, entre ellos una supuesta violación, la acusación más grave. En estos años, la Fiscalía sueca ha archivado todas las causas contra Assange, bien por prescripción, bien por falta de pruebas.

Sin embargo, Reino Unido ha aclarado que en cuanto el fundador de Wikileaks ponga un pie en suelo británico será detenido porque las autoridades británicas también le acusan de violar las condiciones de su libertad condicional, lo que ha prolongado su estancia en la Embajada ecuatoriana en Londres.

La situación de Assange se complicó con el cambio de Gobierno en Ecuador porque Moreno considera su estancia en la Embajada de Londres un problema heredado al que quiere poner fin cuanto antes, para lo cual ha iniciado un diálogo con Reino Unido.

En este año, el nuevo presidente ha puesto coto a las declaraciones políticas de Assange, que entre otros temas se ha pronunciado sobre Cataluña, e incluso le ha instado a mantener limpias las estancias que usa en la Embajada y a cuidar a su gato.

VENEZUELA

Por otro lado, Valencia ha destacado el nuevo rumbo de la política exterior de Ecuador bajo el Gobierno de Moreno. Ahora, ha defendido, "mantiene una dignidad única y sigue objetivos que son claros".

En cuanto a Venezuela, ha aclarado que "no existe una ruptura diplomática", subrayando que las embajadas en Caracas y Quito siguen abiertas.

"Creemos que es indispensable que Venezuela mantenga su oficina para buscar una atención adecuada a los 250.000 venezolanos que están afincados en Ecuador", ha indicado.

Ecuador es uno de los países que ha recibido a los tres millones de venezolanos que han cruzado la frontera para escapar de la crisis política y económica que sufre la nación caribeña.

Contador