6 de mayo de 2015

El Gobierno de EEUU aprueba licencias para los servicios de ferry a Cuba

MIAMI (ESTADOS UNIDOS), 6 May. (Reuters/EP) -

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha aprobado este martes licencias para el servicio comercial de ferry de pasajeros para cubrir la ruta marítima entre Estados Unidos y Cuba, tal y como ha confirmado a la agencia Reuters un funcionario estadounidense relacionado con las negociaciones.

Una de las licencias fue emitida a favor de Baja Ferries, parte de un grupo de transporte marítimo con operaciones de pasajeros y carga que incluyen servicios a la costa occidental de México, según un abogado que administró las solicitudes de licencias.

Los servicios de transbordadores entre Cuba y Estados Unidos fueron suspendidos a comienzos de la década de 1960, después de la revolución cubana que llevó a Fidel Castro al poder.

En diciembre, Estados Unidos y Cuba anunciaron planes para restaurar sus relaciones diplomáticas después de 54 años y desde entonces han sostenido negociaciones de alto nivel.

"Los barcos están listos para partir", ha señalado Robert Muse, un abogado con sede en Washington que representa a Baja Ferries y se especializa en temas relacionados al embargo contra Cuba. "Este es un nuevo paso en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos", ha apostillado.

El funcionario de la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, que maneja las sanciones económicas y comerciales, no ha detallado cuántas licencias fueron aprobadas.

"Puedo confirmar que la OFAC ha emitido ciertas licencias específicas para el servicio de transbordadores de pasajeros, pero no podemos entregar más detalles sobre a quiénes no qué cantidad", ha dicho la portavoz Hagar Chemali.

Asimismo, ha explicado que las leyes sobre Cuba no han cambiado y que no se emitieron licencias generales que autorizaran el servicio de transbordadores de pasajeros a la isla. "Se pueden emitir licencias específicas, basándose en cada caso", ha sentenciado.

Las compañías de transbordadores aún requieren la autorización del Gobierno cubano antes de poder iniciar sus operaciones.