22 de abril de 2015

El Gobierno español llama a consultas al embajador en Venezuela

El Gobierno español llama a consultas al embajador en Venezuela
ANDREA COMAS / REUTERS
imedia -->
Spanish Foreign Minister Jose Manuel Garcia-Margallo answers a question during a
Foto: ANDREA COMAS / REUTERS

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, José Manuel García Margallo, ha anunciado este miércoles que el Gobierno ha llamado a consultas al embajador de España en Venezuela, Mario Isea.

   El último episodio de una serie de actos hostiles contra España se produjo este martes, con una declaración de la Asamblea Nacional venezolana que considerando persona non grata al expresidente del Gobierno Felipe González, que recientemente ha decidido implicarse en la defensa de los líderes opositores encarcelados Leopoldo López y Antonio Ledezma.

   La llamada a consultas es una herramienta enérgica de protesta diplomática. Equivale a una retirada temporal del embajador durante un periodo de tiempo indeterminado y hasta que se considere que se ha logrado reconducir la situación o el incidente que provocó la protesta.

   En la escala de medidas de protesta diplomática, la llamada a consultas está un nivel por debajo de la retirada definitiva del embajador y la ruptura de relaciones diplomáticas.

   El anuncio se produce unas horas después de las declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien volvió a cargar este martes contra el mandatario español, Mariano Rajoy, al que ha acusado de pertenecer a "un grupo de bandidos, corruptos y ladrones", resaltando que "prácticamente todos sus compañeros están enjuiciados o presos por corrupción".

   "Con esto ni ofendo ni temo. Estoy diciendo la verdad solamente", ha apostillado el jefe de Estado venezolano durante la emisión de su programa 'En contacto con Maduro', difundido a través de las cadenas de radio y televisión estatales.

   Maduro ha afirmado que Rajoy intenta "tapar los problemas de España" mediante "agresiones" a Venezuela y ha insistido en que el presidente español está detrás de "las intentonas de golpe de Estado" y de una "conjura internacional" contra su Gobierno, tal y como publican los medios venezolanos.

   "Día tras día que pasa, Rajoy agrede la dignidad de Venezuela. Utiliza todo el poder del Gobierno español para apoyar la conspiración y tratar de derrocar el gobierno democrático y legítimo de Venezuela. Desde el Gobierno de Rajoy se apoya a los terroristas en Venezuela. Hay que denunciarlo", ha apostillado.

   "La élite corrupta que gobierna España tendrá que aprender a respetar a Venezuela y a los patriotas de esta tierra", ha agregado Maduro, que ha amenazado con "una respuesta muy contundente" que --según ha añadido-- ya tendría preparada.

   Por ello, ha instado a Rajoy a "rectificar a tiempo" para evitar una respuesta "abrumadora" del Gobierno bolivariano "tanto en el campo de la política como de la diplomacia".

   "Estoy teniendo la mayor paciencia del mundo con el gobierno bandido de Rajoy. Él pretende para tapar los problemas de España y nos eligió para agredirnos, todos los días. El señor Rajoy está detrás de las intentonas de golpe de Estado contra el Gobierno legítimo. Así lo digo. Como lo estuvo José María Aznar", ha sentenciado Maduro.

SEGUNDO AVISO DEL GOBIERNO ESPAÑOL

   El pasado miércoles, el Gobierno español también convocó al embajador venezolano en España, para protestar ante las declaraciones de Maduro, que llamó "racista" a Rajoy.

   Entonces, Maduro, molesto por la proposición no de ley que había aprobado el martes el Congreso español reprobando al Gobierno venezolano por la detención de líderes de la oposición y pidiendo su puesta en libertad, Maduro acusó a Rajoy de estar "detrás de todas las maniobras contra Venezuela".

   Los grupos parlamentarios de PP, PSOE, CiU, PNV y UPyD unieron el pasado martes sus votos en Pleno del Congreso para aprobar una proposición no de ley en la que reprueban al Gobierno de Nicolás Maduro por la detención de líderes de la oposición y piden la puesta en libertad de los mismos. Este texto fue el que motivó al presidente venezolano a llamar "racista" a Rajoy y a acusarle entonces de estar "detrás de todas la maniobras contra Venezuela".