El Gobierno de Perú niega tajantemente la acusación de golpe de Estado en medio de las convulsiones políticas

El Gobierno de Perú niega tajantemente la acusación de golpe de Estado en medio de las convulsiones políticas
2 de noviembre de 2018 REUTERS / MARIANA BAZO

LIMA, 2 Nov. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, y sus ministros han respondido este viernes a las acusaciones de golpe de Estado lanzadas desde sectores de la oposición en medio de la campaña anticorrupción impulsada desde el Gobierno, que se ha materializado en la detención de la líder opositora Keiko Fujimori y en una purga del aparato judicial.

"El presidente y su primer ministro (César Villanueva), después de encarcelar a Keiko Fujimori, exigen al Congreso expulsar al fiscal de la nación. Han politizado la justicia. ¿Es un golpe?", escribió el jueves el ex presidente peruano Álan García en su cuenta oficial de Twitter.

García salió en defensa del jefe del Ministerio Público, Pedro Chávarry, cuestionado por su presunta vinculación a la organización criminal Cuellos Blancos del Puerto que, al parecer, formaría parte de la red de tráfico de favores entre jueces, fiscales, políticos y empresarios.

El escándalo judicial se destapó el pasado mes de julio por una investigación periodística que sacó a la luz unos audios de unas conversaciones entre altos cargos de la Judicatura con políticos y empresarios. Desde entonces han tenido que dimitir varios de los señalados, incluido el ministro de Justicia.

García también respaldó a Fujimori, que ha sido detenida y permanece en prisión preventiva por la presunta financiación ilegal de su campaña para las elecciones presidenciales de 2011, ya que habría recibido donaciones irregulares de la constructora brasileña Odebrecht.

El propio García está siendo investigado por los aportes que habría recibido de dicha compañía para la campaña electoral de 2006. Este caso, que afecta a la mayoría de los países de la región donde opera Odebrecht, le costó la dimisión a Pedro Pablo Kuczynski en marzo.

Para el ex mandatario, la supuesta ofensiva contra Chávarry y Fujimori está orquestada desde el Gobierno para desviar la atención del caso Chinchero, otro escándalo de tráfico de favores que salpicaría a varios miembros del oficialismo. "¿Qué o cuánto ocultan los ministros?", escribió García.

Vizcarra ha respondido a su antecesor en el cargo por la misma vía. "Que quede bien claro: Somos absolutamente respetuosos de la Constitución y la división de poderes. Debemos trabajar juntos en la lucha frontal contra la corrupción. En democracia, sin amenazas, ni blindajes. Pongamos a Perú primero", ha declarado en Twitter.

En la misma línea, el ministro de Defensa, José Huerta, ha tachado de "irresponsables" las acusaciones de García. "Lo digo enfáticamente: las Fuerzas Armadas son totalmente defensoras de la Constitución y de la democracia", ha aseverado en declaraciones a la prensa, según informa RPP.

Contador