2 de julio de 2009

Gran Bretaña prevé 100.000 nuevos casos diarios H1N1 en agosto

Por Tim Castle

LONDRES (Reuters/EP) - Gran Bretaña pronostica más de 100.000 nuevos casos de personas infectadas por la influenza H1N1 para fines de agosto y cambiará la forma de tratar con el virus, dijo el jueves el Gobierno.

"Podríamos ver más de 100.000 casos al día para fines de agosto, a pesar de que enfatizo que esta es sólo una proyección", expresó ante el Parlamento el ministro de salud, Andy Burnham.

Además comentó que el número de casos confirmados del virus, anteriormente conocido como gripe porcina, se está duplicando todas las semanas, aumentando la presión sobre los servicios de salud.

"Siempre hemos sabido que sería imposible contener el virus indefinidamente y que en algún punto tendríamos que alejarnos de la contención para tratar el creciente aumento de personas enfermándose", precisó.

La Organización Mundial de la Salud declaró el 11 de junio que el brote del virus se había transformado en una pandemia. Alrededor del mundo más de 77.000 personas han sido infectadas.

La mayoría de los infectados sólo ha presentado síntomas leves, pero una pequeña minoría ha desarrollado una variable más severa. Hasta el momento se han registrado tres muertes causadas por el virus en Gran Bretaña.

Las primeras dosis de una vacuna contra el virus pandémico llegarían a Gran Bretaña a fines de agosto. A fines de este año habrían 60 millones de dosis disponibles, suficientes para 30 millones de personas, cerca de la mitad de la población.

Funcionarios de salud establecerán como prioridad la entrega de medicinas a los más vulnerables y abandonarán los esfuerzos para rastrear a personas que han estado en contacto con infectados.

Autoridades de salud tampoco realizarán actualizaciones diarias del número de casos nuevos y en cambio publicarán estimaciones sobre la propagación general.

Actualmente hay 7.447 casos confirmados en Gran Bretaña. La enfermedad se está propagando más rápidamente en el sudoeste, el este, el área central de Inglaterra y Londres, sectores en donde se registró un aumento a más del triple durante la última semana.