16 de septiembre de 2020

Grecia.- El campamento alternativo a Moria solo acoge por ahora a 1.200 migrantes

Grecia.- El campamento alternativo a Moria solo acoge por ahora a 1.200 migrantes
Grecia.- El campamento alternativo a Moria solo acoge por ahora a 1.200 migrante - 2020 GETTY IMAGES / MILOS BICANSKI

"Por favor, sacadnos de este infierno", implora un refugiado sirio a Human Rights Watch

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 1.200 migrantes y refugiados se han alojado en el campamento provisional instalado en la isla griega de Lesbos tras la destrucción del campo de Moria, donde residían más de 12.000 personas, lo que deja a unas 11.000 aún a la intemperie y a la espera de soluciones a más largo plazo.

El nuevo campamento, levantado con la ayuda del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), está instalado a las afueras del de Kara Tepe, cerca de la localidad de Mitilene. El Gobierno ya ha avisado de que no estudiará las peticiones de asilo de quienes no acepten las condiciones de alojamiento.

Las autoridades solo han podido acoger en este nuevo campamento a 1.200 personas, según la cadena ERT, que ha confirmado que más de una treintena de migrantes que han dado positivo por coronavirus se encuentran aislados para prevenir nuevos contagios.

El campamento de Moria quedó destruido la semana pasada por una serie de incendios que ya han motivado las primeras detenciones. Las fuerzas de seguridad confirmaron el martes el arresto de seis personas, todos ellos de origen afgano, por su supuesta responsabilidad en estos fuegos.

Los migrantes y refugiados, entretanto, han intensificado sus movilizaciones para pedir la evacuación a la parte continental, algo que por ahora no contempla el Gobierno. El ministro de Protección Civil, Michalis Chrysochoidis, ha asegurado en declaraciones al periódico 'The Guardian' que prevé que unos 6.000 migrantes sean este año y los 6.000 restantes, antes de Semana Santa.

LA DESESPERACIÓN DE LOS AFECTADOS

"Lo perdimos todo en Siria. Vinimos aquí en busca de seguridad, pero esto no es seguro. Por favor, sacadnos de este infierno", implora uno de los migrantes de Moria en declaraciones a la ONG Human Rights Watch (HRW). "Ahora mismo, solo estamos esperando aquí a morirnos", lamenta.

Todos los migrantes entrevistados por la organización coinciden en que no se sienten seguros y muchos se quejan de que, fuera del campo de Moria, el acceso a la comida y al agua se ha complicado. También se han dado casos de tensiones entre migrantes y vecinos de la zona, críticos con la gestión que las autoridades están haciendo de esta crisis.

Tanto las agencias de la ONU como HRW coinciden en que es necesario solventar no solo la emergencia inmediata, sino el futuro de las miles de personas que vivían hacinadas en Moria antes de su destrucción, en virtud de un sistema de recepción que mantiene congestionados los diversos centros repartidos por las islas del Egeo.

Una investigadora de HRW, Belkis Wille, ha emplazado a los líderes europeos a "actuar rápido" para resolver la situación de los migrantes en Lesbos, lo que pasa no solo por facilitar su reubicación sino también por "repensar las políticas fallidas e inhumanas".