13 de diciembre de 2015

Greenpeace advierte de que el Acuerdo de París "no fija los medios"

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Greenpeace ha valorado "positivamente" el Acuerdo de París que establece como objetivo limitar a 1,5 grados centígrados el calentamiento global pero ha advertido de que este tratado "no fija los medios para lograrlo".

En este sentido, la organización ha indicado que este acuerdo "marca un objetivo que sólo es posible alcanzar con el abandono total de los combustibles fósiles en 2050 como tarde". No obstante, pese a la frustración y decepción que siente por algunas de las "partes" del texto, la ONG se ha mostrado optimista con el acuerdo alcanzado entre los casi 200 países de la Cumbre que si bien por sí solo "no nos sacará del agujero en que estamos metidos, hace que la cuesta para salir de él sea menos empinada".

El director de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, ha agradecido que en la jornada del sábado "la humanidad" se haya unido "por una causa común" pero ha advertido de que "lo que pase tras esta conferencia es lo que realmente importa".

Así, desde Greenpeace han afirmado que aunque el acuerdo establece un objetivo de limitar el aumento de la temperatura global 1,5 grados centígrados, "los objetivos de emisiones en la mesa llevan a casi 3 grados". "Greenpeace considera que eso es un grave problema, pero tiene una solución", ha afirmado, en referencia a las energías limpias.

"La producción con energía renovable ya está creciendo mucho en todo el mundo, pero ahora tiene que acelerarse", ha afirmado Naidoo. "Estamos en una carrera entre el despliegue de las energías renovables y el aumento de las temperaturas y el Acuerdo de París podría dar a las energías renovables un impulso vital. La rueda de la acción por el clima se mueve lentamente, pero en París se ha movido", ha añadido.

SIN TRIUNFALISMOS.

La responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace España, Tatiana Nuño, ha pedido urgencia a la hora de actuar porque "el reloj del tiempo avanza y la ventana de la oportunidad se está cerrando" y ha advertido de que pese al acuerdo recién alcanzado, "no es momento para triunfalismos, dadas las vidas que se han perdido ya como resultado de los impactos del cambio climático y las vidas que están en el precipicio según suban las temperaturas".

Así, la organización ha pedido a los Gobiernos que revisen sus objetivos a corto plazo para alinearlos con los nuevos alcanzados en la Cumbre de París así como que aceleren la introducción de energías verdes en sus políticas energéticas. "Deben dejar de financiar los combustibles fósiles y acabar con la deforestación para 2020", ha indicado la ONG con rotundidad.

Por último, Greenpeace ha explicado que el objetivo a largo plazo combinado con el límite de 1,5 grados centígrados "implican un objetivo de lograr cero emisiones netas" para el período entre 2060 y 2080, lo que significa "que hay que abandonar los combustibles fósiles para 2050".