16 de mayo de 2019

Guaidó confirma la "mediación" de Noruega pero aclara que no se prestará a una "negociación falsa"

Guaidó confirma la "mediación" de Noruega pero aclara que no se prestará a una "negociación falsa"
PEDRO MATTEY/DPA

   Señala "protestas, intervención y diplomacia" como vías posibles para conseguir "elecciones realmente libres"

   MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

   El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha confirmado este jueves que Noruega intenta una "mediación" entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición para zanjar la crisis política mediante un nuevo diálogo, si bien ha aclarado que no se prestará a una "negociación falsa".

   Fuentes consultadas por la prensa venezolana e internacional han revelado en las últimas horas que emisarios de Gobierno y oposición han viajado a Oslo para mantener desde el martes reuniones por separado con los interlocutores noruegos con la mira puesta en un eventual diálogo.

   Por parte del Gobierno han acudido el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, según han señalado Reuters y NRK. El propio Maduro confirmó el miércoles que el portavoz gubernamental está fuera de Venezuela en "una misión muy importante", aunque no dio detalles.

   La oposición ha estado representada por el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González, del partido político Un Nuevo Tiempo, integrado en la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), y los asesores Gerardo Blyde, ex diputado y ex alcalde, y Fernando Martínez Mottola, ex ministro del Gobierno de Carlos Andrés Pérez.

   Guaidó inauguraba el jueves con un 'tweet' en el que incluía a Noruega en las "iniciativas" exploradas por, pero la confirmación expresa no ha llegado hasta horas después. "Damos las gracias al Grupo de Contacto, al Grupo de Lima (...) y también al Gobierno de Noruega, que intenta una mediación", ha dicho desde la Cámara de Comercio de Caracas.

   El mandatario interino ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que los contactos en Oslo ya han culminado, por lo que ambas delegaciones habrían puesto rumbo a Venezuela, pero no ha revelado en qué términos han concluido.

   Guaidó ha rehusado comentar el papel que ha jugado Cuba, ya que, de acuerdo con la televisión pública de Noruega, NRK, las partes se vieron en la isla caribeña antes de encontrarse en la nación nórdica. "No sé nada de eso", ha dicho a los periodistas.

   Interrogado sobre la reunión que este mismo jueves han sostenido los ministros de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, y Canadá, Chrystia Freeland, ha contestado que "el único papel que juega Cuba es de interferencia" y que "Canadá se está esforzando muchísimo" para buscar una solución a la crisis venezolana.

   Por su parte, Rodríguez, ha ratificado vía Twitter la disposición de Cuba "a contribuir con iniciativas que promuevan el diálogo respetuoso con el Gobierno de Venezuela sobre la base de la igualdad soberana de los estados, los principios del Derecho Internacional y los postulados de la proclama de América Latina como zona de paz".

"DUDAS NATURALES"

   Guaidó ha reconocido que "algunos tienen dudas" y lo ha considerado "lógico" por las "frustraciones pasadas". De esta forma se ha referido a los numerosos diálogos que Gobierno y oposición han explorado desde que murió Hugo Chávez, en 2013, y que han fracasado, el último hace dos años en República Dominicana.

   Frente a ello, ha aseverado que no se prestará a "ningún tipo de negociación falsa" que le desvíe de su objetivo: "cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres". "No confundamos con lo ocurrido en 2017, no hay paralelismo", ha sostenido. "Aquí nadie se chupa el dedo", ha remachado.

   En estos momentos, no está claro el apoyo que la iniciativa noruega tiene entre los distintos líderes y partidos que componen la oposición venezolana, atomizada a golpe de crisis en estos cinco años y reagrupada en torno a Guaidó tras su autoproclamación como "presidente encargado" el 23 de enero.

   El dirigente de Primero Justicia Julio Borges, que capitaneó la delegación opositora en Santo Domingo, ha dejado claro este jueves que tanto él como su partido están en contra. "No avalamos ningún tipo de diálogo con la dictadura, la ruta es clara: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres", ha escrito en Twitter.

   En la misma línea, el ex alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, de Alianza Bravo Pueblo, ha rechazado una eventual negociación, recordando los anteriores intentos. El último, ha subrayado en la misma red social, fue "otro diálogo chimbo".

   Desde los otros grandes partidos de la oposición --Voluntad Popular, al que pertenecen Guaidó y Leopoldo López; Vente Venezuela, con María Corina Machado, y Acción Democrática, con el 'embajador' de Guaidó en España, Antonio Ecarri-- guardan silencio.

   Maduro ofreció un nuevo diálogo tras las elecciones presidenciales celebradas el 20 de mayo de 2018, no reconocidas ni por la oposición ni por buena parte de la comunidad internacional, que las califican de fraude, pero la otra parte se negó por considerar que se trataba de una nueva maniobra para ganar tiempo.

LAS OPCIONES SOBRE LA MESA

   Justificando este giro inesperado, Guaidó ha defendido que "todo aquel que sume al proceso de liberación y democratización de Venezuela (...) será absolutamente bienvenido". "Vamos a atender todas las opciones, todos los mecanismos, todas las alternativas", ha apuntado.

   Guaidó ha esgrimido que "los venezolanos ya han aprendido que no hay una formula mágica, un solo elemento, que pueda provocar el cambio", por lo que está decidido a explorar todas las vías posibles, entre las que ha señalado directamente "protestas, intervención y diplomacia".

   "La protesta ha sido fundamental", ha destacado, esgrimiendo que "sin ella Venezuela no habría llamado la atención de la comunidad internacional". Así, ha instado a la ciudadanía a "jugar su rol" en las calles: "Si nos detenemos, habrá sido en vano el sacrificio de tantos".

   En cuanto a la diplomacia, además de Noruega, ha recordado que en las próximas horas se reunirá en Caracas con el Grupo de Contacto, integrado por países europeos y latinoamericanos. El secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, está en la capital venezolana para asistir a este encuentro.

   Por último, ha reconocido que "en ese abanico de opciones está la cooperación internacional en materia de fuerza" y ha anunciado que su 'embajador' en Washington, Carlos Vecchio, se reunirá el lunes con el Mando Sur, la fuerza estadounidense para América Latina y el Caribe.

   Sobre este punto ha querido enfatizar que "la intervención ya existe en Venezuela", nombrando a este respecto a la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN), a los agentes cubanos de los que se "rodea" Maduro y los cien militares rusos que han llegado a Caracas en el marco de la última escalada de tensión.

   Guaidó ha advertido en contra de "convertir las alternativas en un objetivo", incidiendo en que lo importante es alcanzar la triple meta, no el cómo. "Sea cual sea la que finalmente ejecutemos, sea cual sea la que acabe abriendo la puerta al cambio en Venezuela, tiene que generar estabilidad, gobernabilidad y una elección realmente libre", ha zanjado.

Para leer más