17 de diciembre de 2006

Guantánamo.-EEUU ensaya los procesos judiciales a los líderes terroristas que tendrán lugar el año próximo en Guantánamo

BAHIA DE GUANTANAMO, 17 Dic. (EP/AP) -

Las fuerzas armadas de Estados Unidos afinan los preparativos para el juicio el año próximo a varios detenidos en la base de Guantánamo, incluyendo al supuesto autor intelectual de los ataques del 11 de septiembre y a otros 13 supuestos líderes terroristas.

El proceso, a realizarse en la base naval de Estados Unidos en la bahía cubana de Guantánamo, tiene el propósito de determinar si Khalid Sheikh Mohammed y los otros 13 procesados son "combatientes enemigos", como afirma Washington para mantenerlos recluidos por tiempo indefinido sin revisión judicial.

Los acusados representan los casos más conocidos que son sometidos a los llamados Tribunales de Revisión de la Condición de Combatientes, y los primeros en dos años. Con el procedimiento judicial abierto a los medios de comunicación, las fuerzas armadas esperan que el juicio transcurra sin mayores contratiempos.

"Lo mejor que estamos haciendo es abrir los libros, revisando los procedimientos y realizando ensayos para que lo hagamos correctamente", dijo el capitán de marina Philip Waddingham.

Por ahora es incierto si Mohammed y los otros, que recientemente fueron trasladados al centro de detención en Guantánamo luego de permanecer recluidos en prisiones secretas de la CIA, aceptarán asistir a las audiencias. De presentarse, dicen las fuerzas armadas, estarán engrillados y tendrán prohibido hablar con los periodistas.

La posible asistencia de los presuntos líderes terroristas, capturados después de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York y Washington_ podría generar un escrutinio agudo de los medios de comunicación. El presidente George W. Bush anunció el 6 de septiembre que los 14 habían sido trasladados a Guantánamo.

Los ensayos tienen lugar en el mismo espacio reservado para las audiencias, una sala pequeña en el interior de un remolque provisto de unas cuantas sillas de cuero y un asiento de plástico para los detenidos, entre unos cuantos elementos más. Periodistas que visitaron la base a principios de mes no pudieron atestiguar los preparativos.

Los Tribunales de Revisión de la Condición de Combatientes han tratado los casos de 558 detenidos entre julio del 2004 y enero del 2005. Todos menos 38 fueron considerados combatientes enemigos.