13 de junio de 2006

Guantánamo.- La Eurocámara reclama de nuevo a Estados Unidos cerrar Guantánamo

España respalda la petición de Estrasburgo

ESTRASBURGO, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo aprobó hoy por amplia mayoría una resolución sobre la situación de los detenidos en Guantánamo (Cuba) en la que reitera su llamamiento al Gobierno de Estados Unidos para que cierre el centro de detención e insiste en que el trato a todos los presos debe ser conforme al derecho humanitario internacional.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, que hoy acude a la Eurocámara para hablar de inmigración ilegal, respaldó la petición de la Cámara de Estrasburgo. "La posición de España en este tema es de absoluto compromiso con los Derechos Humanos", resaltó la vicepresidenta tras recordar que España "comparte y apoya" las declaraciones que desde la Unión Europea se han hecho respecto a Guantánamo y la resolución aprobada por los eurodiputados solicitando el cierre del centro.

Los parlamentarios reclaman que, en la próxima cumbre UE-EEUU que tendrá lugar en Viena el 21 de junio, los Veinticinco insten al Gobierno norteamericano "a que cierre el centro de detención de la Bahía Guantánamo y actúe de conformidad con el Derecho internacional en lo que al trato que brinda a los detenidos se refiere".

El texto pide también a la Administración norteamericana que, en caso de que los presos sean inculpados, se les juzgue sin demora en una audiencia justa y pública por un tribunal "competente, independiente e imparcial o por un tribunal internacional" y destaca que el suicido el pasado 10 de junio de tres detenidos en Guantánamo "ha planteado más preocupaciones internacionales sobre las instalaciones de detención".

Quiere que las autoridades de Estados Unidos que apliquen las recomendaciones recogidas en la Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y que velen por que no se recurra a 'técnicas especiales de interrogatorio', como métodos que implican la humillación sexual, el llamado 'submarino' (water-boarding), que hace creer al prisionero que se está ahogando, el encadenamiento al suelo con cadenas cortas, que obliga a posturas humillantes (short shackling) y usar perros para crear miedo, que constituyen torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes".

Asimismo, que se permita a los correspondientes órganos de las Naciones Unidas y a las organizaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos celebrar encuentros sin restricciones con los detenidos de la Bahía de Guantánamo, ya que la Cruz Roja ha sido la única organización internacional a la que se le ha permitido oficialmente celebrar encuentros con los detenidos hasta ahora.

Aunque el texto "toma nota" de que los militares de los Estados Unidos han realizado esfuerzos importantes para garantizar que las condiciones de detención de los reclusos sean mejores que en el pasado, en particular en lo que se refiere a la atención médica, la nutrición, la expresión y el ejercicio de sus derechos religiosos y las actividades de recreación, considera que la mejora de las condiciones de detención "no soluciona el verdadero problema", es decir, que "la verdadera preocupación es la violación del Estado de Derecho, del Derecho internacional y de las normas internacionales en materia de derechos humanos".

Además, se busca que Estados Unidos aclare si en Guantánamo han estado detenidos o siguen detenidos menores de edad, en violación del Convenio de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, y que velen por que los detenidos liberados no sean devueltos a ningún Estado en el que podrían correr el riesgo de ser torturados o de ser sometidos a un trato cruel, inhumano y degradante.

TERRORISMO Y DERECHOS HUMANOS

Se subraya, igualmente, que "el terrorismo actual y, en particular, el terrorismo global dirigido contra los Estados y sus habitantes, constituyen una amenaza contra los derechos humanos básicos y fundamentales de los que disfrutan nuestras sociedades" y reitera su convencimiento de que la lucha contra el terrorismo "no puede librarse a expensas de los valores fundamentales", como el respeto de los derechos humanos y del Estado de Derecho".

Siguiendo las recomendaciones de la delegación de diputados al Parlamento Europeo que ha visitado Guantánamo recientemente, sugiere "el envío de una delegación ad hoc a Guantánamo cuando el Parlamento Europeo lo considere necesario y apropiado".

La resolución fue debatida ya en la anterior sesión plenaria celebrada en Bruselas pero decidió aplazar el voto porque cuatro diputados de diferentes grupos políticos acababan de regresar de visitar el centro de detenidos de Guantánamo y así han podido incorporar al texto sus impresiones. A lo largo de 17 apartados, se condenan "todas las formas de tortura y de malos tratos y reitera la necesidad de respetar el Derecho internacional".