1 de marzo de 2012

Guantánamo.- Jefe de la base defiende destinar 744.000 dólares para que los presos con buena conducta jueguen al fútbol

BASE NAVAL DE GUANTÁNAMO (CUBA), 1 Mar. (Reuters/EP) -

El jefe de la Base Naval estadounidense en Guantánamo (Cuba), el contralmirante David Woods, ha defendido este jueves la decisión de destinar 744.000 dólares (558.000 euros) a la construcción de un campo de fútbol para los presos con buena conducta, un proyecto que ha sido duramente criticada.

El almirante ha asegurado que el objetivo del centro de detención de Guantánamo no es castigar a los presos de manera incesaria, muchos de los cuales llevan más de diez años recluidos en la Base de la Marina norteamericana en la bahía cubana, sino mantenerlos alejados del campo de batalla en condiciones seguras y humanitarias. En este marco, según el alto mando de la US Navy, el campo de fútbol cumplirá una función para facilitar la socialización de los reos.

Las funciones del centro de detención "incluyen cosas que mantengan su mente activa, como las clases que les damos y el ocio, los periódicos, los libros y la televisión que pueden disfrutar aquí", ha afirmado el almirante Woods, en declaraciones a los periodistas que visitaron la Base Naval de Guantánamo el miércoles por la noche.

Las empresas Burns y Roe Services Corp están construyendo la nueva instalación deportiva, que sustituirá el anterior campo, famoso entre los prisioneros por los problemas de drenaje que sufría desde hace dos años, según han informado fuentes de la base militar estadounidense en Cuba.

El nuevo campo de fútbol, de 2.600 metros cuadrados de extensión, incluye una pista de gravilla para correr, cámaras de seguridad y una verja rematada con alambre de espino en su parte alta. La previsión es que se abra en la próxima primavera, cuando se terminen las porterías y las letrinas.

El almirante Woods ha explicado que el elevado coste de la instalación se debe a que los materiales han tenido que ser importados vía aérea y marítima desde Estados Unidos, toda vez que el país norteamericano mantiene un embargo económico sobre Cuba desde los años 60. "Ese es probablemente el mayor malentendido del gasto de hacer las cosas aquí abajo", ha afirmado Wood.

El centro de detención de la Base Naval de Guantánamo alberga a 171 presos, en su mayoría por su supuesta vinculación con los talibán o la red terrorista Al Qaeda. Hasta el momento, sólo cinco de los reclusos por tribunales militares en la base y permanecen recluidos en celdas separadas del resto de los reos.