15 de octubre de 2006

Guantánamo.- Prohíben a un abogado militar hablar sobre los presuntos abusos a detenidos en Guantánamo

SAN JUAN, 15 Oct. (EP/AP) -

Las autoridades le ordenaron a una ayudante jurídica y a un abogado militar que han denunciado los presuntos maltratos contra los reos de la prisión de Guantánamo que dejen de hablar con la prensa sobre sus acusaciones, dijeron el sábado abogados que trabajan con ellos.

El teniente coronel de la Armada Colby Vokey, quien representa a un detenido en la base militar estadounidense en Cuba, presentó la semana pasada una queja ante el Pentágono por los supuestos abusos cometidos en la prisión.

En la queja incluyó una declaración jurada de su ayudante, la sargento Heather Cerveny, en la cual dijo que varios de los celadores de la prisión presumieron en un bar sobre las golpizas que le propinaban a los reos, calificándolas como hechos cotidianos.

Muneer Ahmad, un abogado defensor que trabaja con Omar Jadr, un ciudadano canadiense cuyo representante militar es Vokey, dijo que la infantería de Marina le ordenó el viernes a Vokey y a Cerveny que no hablaran con la prensa.

Asimismo, dijo que se le prohibió a Vokey hablar sobre las llamadas comisiones militares, los tribunales a cargo de juzgar a los detenidos en el penal.

Al ser consultado vía telefónica, Vokey se negó a hacer comentarios al respecto, diciendo que "ni siquiera puedo hablar de ello". Al preguntársele si iba a cumplir con la orden de silencio, dijo simplemente que "sí".

Ahmad dijo desconocer cuándo fue emitida la orden. Indicó que Vokey expresó previamente que tenía autorización para hablar con la prensa sobre el tema y consideró que se podría buscar un recurso judicial contra la disposición.

Señaló, sin embargo, que "si no la obedece, entonces faltaría a su deber". La orden presenta un conflicto de intereses entre las obligaciones de Vokey como militar y su deber como abogado, indicó Ahmad.

"Es en el mejor interés de Omar que la verdad sobre el maltrato de los detenidos en Guantánamo, entre ellos él mismo, sea dada a conocer. Pero Colby (Vokey) ha quedado impedido de realizar esa parte de su labor... y en consecuencia de representar los intereses de Omar", dijo.

No se pudo contactar por teléfono a un vocero del Pentágono y se carece de respuesta a una serie de mensajes telefónicos y de correo electrónico a la oficina de relaciones públicas de la infantería de Marina, en los que solicitaron comentarios sobre el caso.