5 de septiembre de 2008

Guatemala.- Álvaro Colom ordena el cierre de la Casa Presidencial tras hallar pruebas de espionaje

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ordenó el cierre la Casa Presidencial, sede del Gobierno, y que se revise todo lo que pueda parecer sospechoso, tras hallar pruebas de espionaje.

Colom anunció en una rueda de prensa que se han encontrado siete micrófonos y dos cámaras de video de alta tecnología en la sede del Gobierno. El mandatario guatemalteco ratificó así sus sospechas de "fuga de información", según informaron medios locales recogidos por Europa Press.

Como consecuencia de lo sucedido, Colom anunció la dimisión del jefe de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), Carlos Quintanilla, y del Secretario de Asuntos Estratégicos (SAE), Julio Solano. Ricardo Marroquín, fundador de la SAAS, asumirá la responsabilidad de Quintilla.

"Carlos Quintanilla me presentó su renuncia cuando encontramos el primer aparato. No existe ningún indicio de que tenga culpabilidad en esto; tiene que ser alguien allegado a él o a casa presidencial. Mi estilo es que la responsabilidad de una institución es de quien la dirige, y por eso ha renunciado", explicó el mandatario visiblemente molesto.

"He decidido que la Casa Presidencial permanezca cerrada hasta que se realice una revisión completa y los helicópteros presidenciales permanecerán en tierra hasta que se les haga una revisión mayor", sentenció Colom.

Colom tuvo el ánimo de bromear con el secretario de Comunicación Social, Ronaldo Robles, a quien le pidió que "no tocara los micrófonos, para que no dejara impregnadas sus huellas digitales".

INTERVENCIÓN DEL EJÉRCITO

Colom explicó en su comparecencia que solicitó la ayuda del Ejército para que no se extraiga nada de la sede del Gobierno hasta que finalice la minuciosa revisión de las instalaciones.

"Yo soy el presidente pero no escucho las llamadas de nadie porque eso es ilegal. No vamos a permitir eso. Debe haber un traidor y lo vamos encontrar. Doy Gracias a Dios por haber encontrado esto. No permitiremos que alguien ponga en peligro la seguridad de los miembros del gabinete ni de mi familia", aseveró el jefe del Ejecutivo guatemalteco. Además, afirmó que tiene información de que tres miembros de su gabinete han sido gravemente amenazados.

Pese a todo, aseguró a la población guatemalteca que deben permanecer tranquilos. "Esto es el efecto de que los mafiosos y ladrones están perdiendo todos los contactos que tenían con el Gobierno y los van a seguir perdiendo. Quien tenga que ir a la cárcel, va a ir a la cárcel", finalizó, añadiendo que desde hace varias semanas hizo públicas sus sospechas sobre escuchas de sus llamadas telefónicas.

Como consecuencia inmediata, el mandatario suspendió los viajes que tenía programados en estos días, ya que teme por su seguridad.