26 de marzo de 2007

Guatemala.- (ampl.) Oscar Berger acepta la dimisión del ministro de Gobernación tras la muerte de diputados salvadoreños

GUATEMALA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Guatemala, Óscar Berger aceptó la renuncia irrevocable del ministro de Gobernación (Interior) Carlos Vielman, tras el escándalo provocado por la participación de cuatro policías en el asesinato de tres diputados salvadoreños al Parlamento Centroamericano (PARLACÉN) y su chofer entre el 19 y el 25 de febrero.

"Se le recibió la renuncia, que es con carácter irrevocable", dijo a la portavoz del Gobierno, Krista Kepfer.

El mandatario y su gabinete en pleno rechazaron, sin embargo, el voto de falta de confianza emitido la semana anterior por el Congreso tras interpelar a Vielman.

Vielman renunció frente a todos los ministros y dijo que su dimisión es irrevocable. "El Presidente dijo que aunque el gabinete rechaza el voto de falta de confianza y apoya la gestión del ministro, no puede obligar a nadie a permanecer", añadió Kepfer.

La semana pasada el Congreso guatemalteco emitió un voto de falta de confianza contra Vielmann por la crisis de seguridad que vive el país. La resolución se alcanzó con la aprobación de 87 de los 158 diputados, lo que obligó por ley al presidente de este país centroamericano, Óscar Berger, a considerar la destitución del ministro.

Si el presidente de Guatemala hubiera decidido ratificar en su cargo al ministro de Gobernación, el Parlamento habría tenido que reunir 105 votos para lograr su destitución directa.

Antes de que comenzara este procedimiento, hace tres semanas, Vielman había entregado su renuncia al jefe del Ejecutivo, quien dijo entonces que esperaría los resultados del interrogatorio para tomar una decisión.

El ministro fue criticado por los legisladores debido a los graves problemas de seguridad ciudadana que afectan a la población en todo el territorio, según informa la agencia 'Prensa latina'.

La muerte de tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano y su chófer, así como la ejecución en la cárcel de cuatro policías acusados de este crimen, fueron el detonante que provocó la interpelación.

Esos asesinatos sacaron a la luz pública la existencia de escuadrones de la muerte al servicio del crimen organizado y asentados en las más altas estructuras de los aparatos de seguridad guatemaltecos.

JÓVENES, MUJERES Y NIÑOS

Al adherirse al voto de falta de confianza contra el responsable de Gobernación, la diputada Alba Estela Maldonado, de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, señaló que hace años se ha denunciado la presencia de escuadrones de la muerte en el país.

Otros parlamentarios lamentaron el elevado índice de asesinatos cometidos cada día, de los cuales la mayoría de las víctimas son jóvenes, mujeres y niños.

El parlamentario Pablo Duarte, jefe de los diputados del Partido Unionista, no apoyó el voto de desconfianza, ya que recordó que la corrupción es "un viejo problema en la policía guatemalteca", y puso como ejemplo a tres altos jefes de la lucha contra el tráfico de estupefacientes, presos hace más de un año en Estados Unidos acusados de narcotráfico.