21 de noviembre de 2006

Guatemala.- Aumentan a 15 los muertos por un incendio iniciado en un puesto de pirotecnia en un mercado de la capital

GUATEMALA, 21 Nov. (EP/AP) -

Aumenta a 15 el número de personas asfixiadas y quemadas ayer en un incendio que se propagó por más de 40 locales en el mercado al aire libre más grande de Centroamérica, situado en un céntrico sector de la capital guatemalteca.

El incendio comenzó cuando una persona lanzó una colilla de cigarrillo aún encendida a una venta de juegos pirotécnicos, según dijeron los testigos.

"Estábamos sentados con otras personas, una tiró el cigarro y el aire hizo que fuera a parar a un paquete de cohetes; con esto empezó todo", aseguró a los medios de comunicación Carlos Eliseo Balam, quien resultó con algunas quemaduras.

Entre los fallecidos, hay por lo menos tres menores de edad que trabajaban en los locales del lugar conocido como "el granero", debido a que hay una buena cantidad de ventas de granos como frijol y maíz.

También se vende para estos tiempos artículos de pólvora. Las ventas no tenían permiso municipal, informó personal de la comuna capitalina.

Mucha de la gente de los locales logró huir antes de que los pirotécnicos los alcanzaran, pero otros se refugiaron en sus establecimientos.

"La gente se encerró en sus locales para cuidar sus pertenencias, en lugar de salir corriendo como hice yo cuando oí los estruendos", explicó un comerciante del lugar.

"La mayoría de personas murieron asfixiadas por los gases tóxicos, además, tuvimos que atender a un bombero intoxicado y otro quemado", afirmó el portavoz de los bomberos municipales Ricardo Lemus. Al lugar llegaron cientos de bomberos a bordo de unos 40 camiones.

La columna de humo era visible a decenas de kilómetros a la redonda y el estruendo atemorizó a comerciantes y peatones en el concurrido mercado conocido como La Terminal. En el lugar se podían ver al menos siete vehículos quemados.

Los comercios, construidos de concreto con techos de lámina y madera, quedaron con serios daños. "Había mucho material combustible además de los cohetes, lo que dificultó el trabajo", comentó Lemus. Hasta entrada la noche, los bomberos continuaban con la búsqueda de personas.

En la segunda quincena de noviembre, cientos de puestos informales de venta de pirotécnicos son instalados en esta capital para satisfacer la demanda de esos artículos para las fiestas navideñas.

Sin embargo, las autoridades han prohibido la venta de unas pequeñas barritas de plástico que son rellenadas con pólvora blanca, la cuál al encenderla provoca que vuelen por los aires mientras queman el combustible. Estas han causado cientos de incendios y los bomberos sospechan que ello fue lo que causó la propagación del incendio.