21 de noviembre de 2012

Guatemala/Belice.- Ban aplaude los avances de Guatemala y Belice para resolver su disputa territorial

NUEVA YORK, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha celebrado este martes los avances de Guatemala y Belice para solucionar su disputa territorial, según ha informado el portavoz del jefe de la ONU, Martin Nesirky, en un comunicado.

"El secretario general da la bienvenida a la decisión de ambos países de celebrar un referéndum simultáneo el 6 de octubre de 2013 para consultar a sus pueblos sobre la disputa territorial", ha dicho Nesirky.

El pasado mes de abril, Guatemala y Belice acordaron, bajo el auspicio de la Organización de Estados Americanos (OEA), someter a referéndum su decisión de llevar a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el conflicto.

Ambos países han solicitado la ayuda de la comunidad internacional, tanto para celebrar la consulta popular, como para litigar en el alto tribunal, en caso de que el resultado del referéndum sea positivo en las dos naciones.

Ban ha considerado que la iniciativa "merece el apoyo de la comunidad internacional" porque "está en sintonía con el principio de la resolución pacífica de conflictos que se recoge en la Carta de Naciones Unidas.

EL CONFLICTO

Desde hace más de 150 años, Guatemala reclama una gran parte del territorio beliceño que perdió a cambio de un canal de navegación por el océano Atlántico que el país iberoamericano consiguió de manos de Reino Unido.

La disputa territorial se remonta a 1783 y 1786, cuando la corona española autorizó a la británica a cortar y transportar madera entre los ríos Hondo y Sibún, en Belice. Reino Unido aprovechó la licitación para ampliar sus dominios en Centroamérica.

Guatemala, con la finalidad de frenar el avance británico, firmó en 1859 el tratado de Aycinena-Wike, por virtud del cual consiguió un canal de navegación para comunicar la capital del país con el océano Atlántico, a cambio de la cesión de unos territorios.

En 1946 el Congreso de Guatemala denuncia el incumplimiento del tratado bilateral por parte de Reino Unido, por lo que solicita la devolución de los territorios cedidos a cambio del canal de navegación, algo a lo que las autoridades británicas se negaron.

En 1981, Naciones Unidas acepta la independencia de Belice, aunque con el voto en contra de Guatemala. Sin embargo, en 1999, el país centroamericano reconoce a su vecino, lo que supone el reconocimiento de sus fronteras.

Belice se niega a devolver el territorio argumentando, en primer lugar, que el tratado de Aycinena-Wike se firmó bajo la ocupación de las tropas británicas y, en segundo, que el reconocimiento de Guatemala implica también el reconocimiento territorial.

Por su parte, Guatemala funda su reivindicación en el incumplimiento del tratado bilateral por parte de Reino Unido y aduce que no dio un reconocimiento estatal a Belice, sino que simplemente reconoció el derecho a la autodeterminación del pueblo beliceño.