4 de abril de 2011

Guatemala.- Colom dice que no se arrepiente de iniciar su divorcio porque lo hace "por el país"

CIUDAD DE GUATEMALA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ha dicho que no se arrepiente de iniciar los trámites para divorciarse de Sandra Torres porque lo hace "por el país" y asegura que mantendrá una relación de "amistad y "respeto con ella". Sin embargo, ha admitido que en el caso de que Torres ganara las elecciones, él podría ocupar un cargo inferior como el que su esposa ocupaba en su Ejecutivo como gestora de programas sociales.

Aunque hace más de una semana declaró que no volvería a hablar del tema, Colom ha declarado en una entrevista concedida a la cadena local Guatevisión que "por el país no se arrepiente" del divorcio y ha asegurado que mantendrá una relación de "amistad y respeto", según ha informado el diario local 'Prensa Libre'.

Colom ha dicho que "es libre" de decidir cuál va a ser su futuro una vez deje la Presidencia del país en enero de 2012. No obstante, ha admitido que si Torres ganara las elecciones presidenciales, él podría ejercer funciones similares a las que su esposa ha desempeñado durante su mandato como gerente de los programas sociales.

El proceso de divorcio está paralizado debido a un recurso de apelación interpuesta por jóvenes universitarios al tribunal de lo civil encargado del caso. El juzgado número tres de apelaciones deberá emitir una resolución provisional en los próximos días y otra definitiva que podría tardar varios meses.

Por otro lado, Colom ha pedido a los partidos políticos que hagan una campaña con propuestas y transparente, en alusión a la procedencia de la financiación de las "multimillonarias" campañas electorales.

Colom y Torres presentaron el pasado 11 de marzo ante un tribunal de Ciudad de Guatemala una demanda de divorcio "de mutuo acuerdo" después de que Torres anunciara su candidatura a los comicios de septiembre con el apoyo del gobernante partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

La Constitución prohíbe aspirar al cargo de jefe de Estado a los familiares del presidente de hasta el cuarto grado de consanguinidad y el segundo de afinidad, por lo que ha sido necesario que Torres y Colom se divorcien.