24 de enero de 2010

Guatemala/EEUU.- Un tribunal guatemalteco aprueba la petición de extradición de EEUU del ex presidente Portillo

MANAGUA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Justicia guatemalteca aprobó este domingo la petición de extradición planteada por Estados Unidos para la captura del ex presidente Alfonso Portillo (2000-2004) por presunto lavado de dinero robado al Estado guatemalteco.

El juzgado de Primera Instancia Penal de turno guatemalteco aprobó anoche la orden de busca y captura en respuesta a la petición de extradición estadounidense, presentada hace tres semanas. Las autoridades judiciales de Managua consultaron con México para avalar las acusaciones de Estados Unidos y finalmente accedieron a la detención.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad guatemaltecas ya han entrado en cinco residencias distintas de Managua y Zacapa en las que podría estar el ex mandatario, pero no lo han encontrado, según recoge el diario 'Prensa Libre' en su edición digital.

Todo comenzó con la petición remitida por el Gobierno estadounidense después de que la Fiscalía Federal de Miami presentara cargos formales por lavado de dinero contra Portillo. El dinero, supuestamente procedente del erario público, pasó por la banca de ese país y terminó en Europa y las Islas Bermudas.

Después de siete años de investigaciones, lograron determinar que hay suficientes indicios de que el ex presidente pudo haber incurrido en lavado de dinero, ya que utilizó a los bancos de ese país para desviar el rastro de los fondos que supuestamente salieron del Estado guatemalteco.

Aunque hasta ahora no se ha logrado establecer el monto total que pasó por esos bancos, sí se han contabilizado unos 60 millones de dólares. Las transacciones sospechosas se efectuaron entre 2001 y 2004, cuando Portillo dejó el poder. Las investigaciones también revelan que los fondos se desviaron a cuentas de familiares del ex gobernante, por lo que se investiga la participación de otros funcionarios de su administración.

El principal informante de la investigación estadounidenses es José Armando Llort Quiteño, ex presidente del Crédito Hipotecario, entidad que se involucró en el desvío de fondos públicos.